Pentación

Fernando Guillén Cuervo: “Estamos asistiendo a momentos que dan mucho que pensar sobre donde está o no está la verdad”

David Mamet, autor de ”Oleanna”, declaró que se siente muy orgulloso de los textos de esta obra, no por la controversia generada en su momento ni por el eco social que alcanzó, sino porque le dio pie a mostrar temas tan importantes como, la utilización del lenguaje en favor de la mentira, el valor que se le da a la educación -en un claro ataque a los académicos-, y todo lo que tiene que ver con lo “políticamente correcto” o incluso las feministas.

El pasado sábado 23 de junio ‘Oleanna’ recalaba en Priego bajo la dirección de Luis Luque e interpretada por Natalia Sánchez y Fernando Guillén Cuervo, quienes por última vez se metían en la piel de John y Carol, profesor y alumna, en las tablas del Teatro Victoria, en una obra donde la música, el cambio de ropa y el diálogo apasionado entre ambos, capturaron al espectador desde su inicio. Poco antes de la función, tuvimos ocasión de entrevistarles.

-Fernando, Natalia, lleváis un año girando con ‘Oleanna’ de David Mamet y hoy precisamente concluye en Priego esta gira, ¿qué se siente?

Fernando Guillén Cuervo: Ha sido un año de una gira plena y maravillosa. Un año sin parar, fin de semana tras fin de semana, lleno de buenas experiencias y mucha satisfacción del público. Nunca se olvida el primer lugar donde se estrena una obra ni el último donde se baja definitivamente el telón, así que el cierre aquí en Priego será indudablemente inolvidable, la noche de San Juan además…Pura psicomagia…

Natalia Sánchez: Pues la verdad, en mi caso también es una mezcla de sensaciones. Por un lado tienes ganas de acabar porque ya se cierra una etapa y así das lugar a proyectos nuevos, de hecho ahora mismo estoy grabando una serie, pero por otro lado da mucha pena porque se generan muchos vínculos, hasta con el personaje! y por supuesto con el equipo…Ha sido una experiencia maravillosa y muy enriquecedora así que seguro que la voy a echar mucho de menos. 

-¿En algún momento llegásteis a pensar que ‘Oleanna’ estaría tan de rabiosa actualidad? Sólo hay que ver los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro país que bien quedan reflejados en la obra: feminismo, machismo, títulos académicos, universidad, abuso de poder, puesta en libertad de violadores…

FGC: Cuando elegíamos título para producir juntos, Jesús Cimarro me propuso este texto y lo valoramos. Luego, nuestra intuición nos indicó que era el momento de recuperarlo y reinterpretarlo para incidir en el micromachismo. Bien es verdad que no eramos conscientes de la avalancha de casos que iban a salir a la luz. Esto ha supuesto una gran satisfacción porque el público está muy receptivo ante el discurso de Mamet y es significativo, ya que se abren debates tras cada función.

NS: Nunca pensamos que llegaría a ser tan actual, son carambolas de la vida y desafortunadamente es un tema que no pasa de moda, que desgraciadamente sigue de actualidad y está más de actualidad que nunca. El machismo y el micromachismo, el abuso de poder y el abuso sexual, son situaciones que nos llevan acompañando durante muchos, muchos años y siglos, y todavía nos queda mucho por hacer, pero bueno, la parte positiva de estar viviendo este momento es que la gente está más sensibilizada y recibe la obra incluso de otra forma. Igual esto pasa hace un año y medio y la gente no la entiende igual al no estar tan sensibilizados. Está siendo muy gratificante.

-Fernando, sobre el autor de esta obra has dicho, “Mamet es un cabrón honesto”. En el estreno de ‘Oleanna’ en EE.UU en el año 92, los lobbies feministas se le echaron encima, creando bastante polémica y acusándolo de misógino incluso, ¿cuesta entender a Mamet, no se entiende, o realmente, no se quiere entender?

Fíjate que Mamet huye del moralismo y los arquetipos, así como del maniqueísmo. Cuando se estreno este texto coincidió con la explosión de la necesaria lucha feminista. El estreno fue violento y enfrentado porque quizás el montaje fuera muy aséptico y respetuoso con el texto de Mamet, exento de refuerzos o manipulación poética. Escribe y describe hechos y hace que le espectador los digiera. Por eso nosotros hemos subido y subrayado la intencionalidad del sutil acoso de ese profesor desde su cargo de poder, incidiendo en el micromachismo normalizado aún en la sociedad. Lo que hace ella, la alumna ‘Carol’, es devolverle “una respuesta contundente”.

-En ‘Oleanna’ vemos cómo se invierten los papeles en algunos momentos…igual es que nos han enseñado a hombres y mujeres a utilizar los mismos mecanismos para obtener el éxito pero con distinto disfraz…

FGC: Mamet en el fondo hace un anticipado ejercicio de igualdad y borra la línea entre géneros. Está describiendo a dos victimas de una sociedad jerárquica y exigente. También describe el bien y mal uso del poder. Ambos son buenos… y malos… ¿Sabes?, creo que es un análisis que deberíamos hacer todos.

NS: Sí, yo creo que la sociedad repite patrones y los patrones vienen dados por la sociedad, por todos esos estamentos que hemos tenido durante toda la vida y por lo general jugamos los mismos roles. En nuestra mano está romperlos y bueno, yo creo que los mecanismos para el éxito son más o menos los mismos pero ahora se intenta no hacer daño al que tengas al lado. Uno puede llegar a alcanzar el éxito sin que nadie salga damnificado de eso.

-Fernando, se habla en la obra de la lucha de intereses, del valor de la educación, de la utilización del lenguaje al lado de la mentira, en definitiva, de todo lo políticamente correcto. Resulta curioso que en la era de la información, la saturación de la misma nos esté llevando a pensar menos o quizás a preocuparnos menos en buscar la verdad, ¿qué opina Fernando Guillén Cuervo al respecto?

Coincido contigo, Malu. Indudablemente, la viveza y laberintos del texto de Mamet juega con el uso, ya casi inconsciente, de la dialéctica y la retórica. Y ahora nos toca de cerca. Es un mal instalado y normalizado, sobre todo en la política y podría llegar a acabar con la confianza del ciudadano. De hecho estamos asistiendo a momentos que dan mucho que pensar sobre donde está o no está la verdad.

-Esta última pregunta me gustaría que me la contestaras como hombre, como hombre feminista, cuya vida ha estado rodeada de mujeres increíbles, ¿crees que el mensaje feminista está llegando a ser demasiado agresivo focalizado en exceso hacia el hombre, y no hacia unos mensajes que a día de hoy siguen fomentando y potenciando actitudes completamente negativas y que nos siguen dañando como mujeres, pero sobre todo, como personas? ¿qué estamos haciendo tan mal?

Y qué bien que esta pregunta venga de una mujer. Es un momento de determinación y asertividad. Unión y lucha necesarias. Y en ese contexto nos manifestamos libremente, cada vez más. Han sido siglos de extorsión y es normal que haya ciertos extremos. Pero hay que entender necesariamente también y de forma natural, que no se deben separar los géneros, o demonizar al hombre en general. Somos muchos los que somos y nos sentimos en parte mujer y no debemos sentirnos señalados. También es importante que la tendencia no sea repetir los malos hábitos del hombre, sino guiarle a que él los abandone. Y sobre todo, esos mensajes subliminales o no, que se siguen repitiendo en la publicidad, el cine , la televisión y otros, y te pongo como ejemplo las ’50 Sombras’… donde se hace una campaña de publicidad feroz destinada a ser consumida en gran parte por las mujeres, cuando en realidad no deja de ser otra manera más de sometimiento femenino.

-Natalia, en tu caso, como actriz pero también como mujer joven, ¿crees que el mensaje feminista actual se está entendiendo bien o en algunos casos se cae en imitar esos patrones de agresividad masculinos?

Creo que quien no entienda los mensajes de feminismo, lo que se llama y es feminismo real, es porque no quiere. El mensaje del feminismo aboga por la igualdad de géneros, no es por la supremacía de la raza femenina ni por la supremacía de la raza masculina como sí hace el machismo. Para nada. Todos los hombres y todas las mujeres deberíamos ser feministas, yo lo soy, por supuesto, y quien lo malinterprete es obviamente porque así lo quiere. Quien lleve cualquier lucha por la igualdad a un terreno que no sea el correcto o que sea un extremo desmedido en cualquiera de las situaciones me parece igual de mal, pero vamos, creo que es al revés, que se está concienciando mucha gente de que el feminismo no es esa supremacía de las mujeres hacia el hombre. En absoluto, nada que ver.

-Cantante, actriz, ¿qué prefiere Natalia Sánchez, cine, teatro, televisión…?

Pues la verdad es que es imposible quedarse con algo sólo. Todo te aporta una sensación diferente y bueno, el teatro tiene ese directo absoluto que es lo más mágico que tiene, aparte de todo el proceso de ensayos que suele ser un mes y medio y la evolución del personaje… Cómo un mismo texto a medida que pasan los días va cobrando otro peso y va adquiriendo muchísimos matices. Por ejemplo, a día de hoy hay partes del texto que cobran sentido desde hace una semana y me digo, ‘¡madre mía acabo de entender por qué el autor escribe aquí este “para” y no este “por”!’; eso es la magia del teatro y de los textos, y de cómo evoluciona el personaje. No tiene nada que ver la obra que estrenamos el 16 de junio del año pasado, con la que hacemos hoy sábado aquí en Priego, absolutamente nada que ver, así que estamos muy satisfechos y encantados de poder cerrar hoy en tu ciudad de esta forma. En cuanto al cine y la televisión, ambos comparten la maravilla de que se puede “cortar”, por lo tanto no exige tanta tensión, puedes estar más tranquila, salen cosas muy bonitas precisamente por eso, y tiene la magia de que intervienen más personas mientras lo estás haciendo y eso también es precioso. Y en cuanto a la música…bueno, para mí la música es imprescindible, es algo que llevo conmigo todos los días, ya sea puesta en los cascos o cantando… Te quiero decir, es una forma de vida y te acompaña siempre y si es de forma profesional es aún más gratificante. Cuando me ha tocado combinarlo todo, como ya hecho en alguna serie, es el summum de lo que podría pedir. Ojalá me toque hacerlo en otra ocasión, o tocar algún instrumento, cantar…Los actores y las actrices en España tenemos mucho potencial, hay muchísimo arte pero nos falta preparación y sobre todo, oportunidad para poderlo demostrar, así que me encantaría que saliera en un futuro, pero vamos, que no puedo elegir porque es como si me haces elegir entre mi padre y mi madre…-risas-

-¿Y que nos puedes adelantar en cuanto a tus próximos proyectos?

Pues ahora mismo estoy con una serie de la que todavía no puedo decirte el nombre porque aún no me dejan decir nada, sólo que es de TVE. Sí te diré que es un proyecto precioso que tiene que ver con la medicina, que hace mucho que no se realiza y que tiene una  dirección muy, muy bonita y un  equipo detrás espectacular. Hay un reparto increíble que ya cuando se anuncie me encantará poderlo compartir con vosotros y un equipo técnico increíble con el que ya he coincidido en varias ocasiones también, al igual que con el artístico y… ufff!!, creo que apunta maneras y lo vais a disfrutar. Ojalá salga todo bien y toda la energía y el cariño que estamos poniendo se pueda sentir y la gente lo disfrute cuando lo vea desde casa. 

-Fernando, no nos queda tiempo para hablar de tu faceta como director, ni de cine, ni de tu personaje actual en televisión, si te parece lo dejaremos para otra ocasión…-risas-… Eso sí, nos gustaría conocer rápido y veloz, los proyectos más inmediatos de Fernando Guillén Cuervo…

Pues ya ves, tras un año de combinar serie, gira de teatro y… ¡hasta baile!, tengo por delante atender con mimo a mi personaje de la serie ‘Servir y Proteger’, de TVE. Hemos firmado ya la tercera temporada para 2019 y de momento…¡promete!, así que volveré para contártelo en una nueva entrevista con más calma y tranquilidad…-risas-

Foto Portada: Pentación

Fernando Guillén Cuervo durante la entrevista en el Teatro Victoria
Natalia Sánchez y Malu Toro
Los actores tras la función, atendiendo al público que se acercó a saludarlos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *