Juan Carlos Cadenas de Llano Sosa: “Nuestros políticos hacen y deshacen con opacidad, sin importarles aparentemente, los derechos de la ciudadanía”

Lo que debería haber sido una muy buena noticia para los ciudadanos y su bolsillo, se ha convertido según se pudo comprobar en el Pleno Extraordinario celebrado el pasado 13 de mayo, en nueva arma arrojadiza entre equipo de gobierno y oposición.

Hablamos de la remunicipalización del agua de Priego, uno de los puntos principales que se debatieron y otro de los asuntos que más dolor de cabeza les ha supuesto a los representantes políticos de nuestra población.

En radiopriego.com hemos querido conocer en profundidad y de forma neutral el por qué de tales desencuentros, máxime cuando se ha luchado tanto para que el servicio de aguas prieguense volviera a ser municipal. Entrevistamos hoy a Juan Carlos Cadenas de Llano, defensor de los servicios públicos y cofundador del Grupo Priego Agua Municipal y Desarrollo, con él analizamos la letra pequeña de toda esta cuestión.

-Me consta que después de tanta lucha no estáis al 100% satisfechos, ¿por qué?, ¿cómo ha acogido el Grupo la noticia?

En primer lugar, aclarar que hablo en mi nombre y no en nombre del grupo, en el que aunque colaboro, no formo parte de él desde septiembre del 2017. Es indudable que el acuerdo entre Ayuntamiento y socio privado tendente a la “remunicipalización” del servicio de abastecimiento de agua, alcantarillado y depuración en nuestra ciudad es positivo en el aspecto en que supone un paso importante hacia el objetivo que en su momento marcamos desde la sociedad civil, y este hecho es motivo de satisfacción. Sin embargo, y sin entrar en detalle, hay varios aspectos que siguen siendo preocupantes. Entiendo como una necesidad y obligación de nuestros representantes políticos respetar y observar escrupulosamente los derechos que asisten a los vecinos, entre los que se encuentran nuestro derecho a participar en la toma de decisiones y a tener accesible la información sobre todos los aspectos relacionados con el medio ambiente, como es el caso del agua. El proceso se ha llevado con gran ocultismo, hasta el punto de que el propio alcalde en el Pleno del Ayuntamiento ha llegado a hacer suya la premisa de las empresas privadas de este sector afirmando que las decisiones del Consejo de Administración de la empresa mixta son secretas. En este sentido cabe señalar por ejemplo, que el expediente sobre este acuerdo se abrió unos días antes del Pleno Extraordinario, a pesar de haberse llevado a cabo el proceso de negociación desde hace ya un año largo. Volvemos a encontrarnos con el choque entre los intereses privados y los derechos de la ciudadanía, en el cual, y por desgracia, la mayoría de nuestros políticos acaban adoptando la tesis de los primeros.

En segundo lugar, destacar que el acuerdo presentado en el Pleno Extraordinario pasado, implica a priori, la no remunicipalización de varios de los servicios. Desde mi punto de vista, el objetivo ha de ser la recuperación de los tres servicios públicos, abastecimiento, alcantarillado y depuración, con gestión municipal 100% de todos ellos, como modelo de gestión necesario para poder dotarnos de la calidad, garantías, eficiencia y eficacia que los usuarios demandamos. El hecho de dejar en manos del socio privado parte de los servicios puede impedir alcanzar los objetivos de calidad para los usuarios (que somos los que mantenemos los mismos), pero además, tiene repercusiones económicas de gran relevancia para los vecinos de Priego y Aldeas, repercusiones que ni los actuales miembros del equipo de gobierno ni la oposición parecen haber tenido en cuenta.

Por tanto, considero un gran paso, y muy positivo, que se produzca un acuerdo en la dirección adecuada, aunque insuficiente y aun con grandes lagunas; pero no podemos volver a caer en los mismos errores que en su momento llevaron a tomar decisiones tan lesivas para los usuarios.

Personalmente agradezco a todos los concejales su trabajo en pos de conseguir recuperar la gestión pública municipal del servicio, y especialmente a las Concejalas Andalucistas por su enorme implicación y trabajo para obtener este acuerdo, y abrir la puerta a una nueva etapa de gestión pública que deseo y espero se haga con criterios adecuados, observando siempre los derechos de los vecinos y sus intereses.

-¿Es cierto, como dice desde la oposición el Grupo Popular, que con esta actuación se vuelve a engañar a la población para sacar rédito político de cara a la próxima cita electoral del 26M?. Han manifestado que la problemática de la remunicipalización del ciclo integral del agua se podía haber solucionado por ejemplo en el 2º semestre del 2017, es decir mucho antes y no ahora, ¿coincide con ellos?.

Todos los políticos tienden a intentar obtener rédito electoral de la gestión realizada. La gestión de los servicios asociados al ciclo integral del agua han sido desde hace años un arma política entre los distintos partidos. Es consecuencia del enorme trabajo realizado por el grupo de vecinos que han conseguido demostrar reiterada y fehacientemente que el modelo de gestión privada a través de empresa mixta es enormemente lesivo para los intereses de la ciudadanía, y concienciar a la misma de la necesidad de recuperar la gestión del servicio.

Las necesidades politico-electoralistas de muchos partidos les llevan a contar la parte de la realidad que les convienen a cada cual, haciendo hincapié en los aspectos que les son de mayor interés y dejando de lado otros aspectos no menos importantes pero que no le son “convenientes”. Es como funciona la realidad política. La consecuencia es que, por desgracia, la información que llega a la población es sesgada, incompleta, e incluso contrapuesta, según de donde proceda. Se puede considerar engaño porque no se pone sobre la mesa toda la información, toda la realidad y, sobre todo, sus posibles repercusiones para la ciudadanía; pero en este aspecto ningún partido político esta libre de culpa.

Respecto al caso específico del PP al que te refieres, como toda declaración política en clave electoralista, tiene sus luces y sus sombras. Indudablemente, con voluntad entre todos los grupos políticos, el “problema” de la remunicipalización de los servicios asociados al ciclo integral del agua se podría haber solucionado mucho antes; y no solo en las fechas que indica este partido político. Sin embargo, la propuesta que en su momento hizo el equipo de gobierno del PP, pasaba previamente por un plan de saneamiento y otro plan de viabilidad que, por un lado beneficiaba los intereses del socio privado, dificultando enormemente el proceso de acuerdo con éste para conseguir la recuperación de la gestión de los servicios, y por otro, no contemplaba los intereses reales de los vecinos, sino que se centraba en la problemática de la empresa mixta y los intereses del Ayuntamiento.

Este segundo aspecto, anteponer los intereses del Ayuntamiento a los de los usuarios, también esta presente implícitamente, a mi corto entender, en los acuerdos que ahora se nos presentan. Por desgracia, es muy común entre nuestros políticos que se confundan ambos, y dar como válido y bueno para la ciudadanía lo que es válido y bueno para el Ayuntamiento; algo que no siempre es así.

-Este acuerdo en el cambio de modelo de gestión es definitivo y no hay marcha atrás, ¿en qué beneficia y/o perjudica al ciudadano?

El mayor perjuicio que se creó a los intereses de los vecinos de nuestro municipio fue decidir la privatización de la gestión de los servicios de abastecimiento, alcantarillado y depuración en 2010. Un verdadero desastre para los usuarios, ya que el modelo que en su momento apoyaron (o no se opusieron) los diferentes partidos políticos (solo el Partido Andalucista se opuso), ha implicado un enorme quebranto económico para la ciudadanía. Quebranto económico que aún seguimos pagando, y que, a tenor de lo que han informado sobre los acuerdos alcanzados, seguiremos sufriendo durante muchos años todavía. Hay que tener en cuenta que, según los datos facilitados en el Pleno Extraordinario, se puede concluir que para que el Ayuntamiento ingresara en sus arcas 3.745.000€ (parte del Canon Demanial), los usuarios hemos pagado para atender la devolución de dicho préstamo a través de nuestros recibos en 8 años y un trimestre pasados 2.661.133,40€, y de seguir el modelo de gestión actual, aún nos quedarían por pagar 6.048.030,37€ durante los 18 años y tres trimestres restantes. Insisto que estas cifras emanan de los datos dados en el Pleno; pero que habría que determinar con mayor precisión, ya que según “mis cuentas”, los usuarios habríamos pagado 469.100,50€ más, y deberíamos de pagar 1.167.511,52€ menos de lo señalado.

Sean unas u otras, la realidad es que privatizar la gestión del agua constituyó una enorme “estafa” a los vecinos de Priego y sus Aldeas, y ésto, sin tener en cuenta otros aspectos aparte del famoso “préstamo”. Me gustaría aclarar que la diferencia de cifras se podría deber, en su caso, a una decisión de nuestros políticos en el Consejo de Administración de la empresa mixta, que supondría un aumento de 610.499,14€ en los intereses de la deuda por modificación del sistema de amortización de la misma, y que conllevaría un sobrecoste para los vecinos de 698.411,02 € a pagar a través de los recibos del servicio. Un ejemplo de como lo mejor para el Ayuntamiento no es lo mejor para la ciudadanía.

El cambio del modelo de gestión, recuperar el 100% de gestión municipal de los tres servicios, es una condición necesaria, pero no suficiente, para conseguir el servicio adecuado a los intereses de la sociedad. Cabe recordar que un servicio municipal gestionado inadecuadamente, aún siéndolo desde la institución pública, puede ser tan desastroso y lesivo para los vecinos como el modelo actual. No consiste solo en “remunicipalizar” la gestión de los servicios públicos. Por lo que el potencial beneficio para los usuarios queda determinado por la voluntad política de que la gestión pública sea la adecuada, con la transparencia de gestión y rendición de cuentas necesarias, con los instrumentos de participación proactiva de la ciudadanía requeridos, y con los instrumentos (incluso normativos) que garanticen la escrupulosa observancia de los derechos de la ciudadanía. Además, se hace necesario un enorme cambio de mentalidad de nuestros representantes políticos, que realmente sepan y quieran diferenciar entre los intereses del Ayuntamiento, y los intereses de los usuarios; que no vean el servicio público como herramienta para conseguir financiación para otros objetivos que al fin y al cabo no son más que sus necesidades político-electoralistas.

Por otro lado entiendo que, atendiendo a la información “facilitada” en el Pleno Extraordinario pasado, y sin poder analizar en profundidad con dichos datos la realidad del acuerdo, éste conlleva un coste, algo que había que afrontar, que será menor que el coste que supondría para los vecinos mantener el modelo de gestión actual hasta el 2037, tal y como se firmó en su momento entre el Ayuntamiento y el socio privado. En este aspecto, los vecinos saldremos beneficiados, siempre y cuando la gestión pública sea la adecuada….

-Por su parte, el Equipo de Gobierno ha declarado que en este asunto no hay vencedores ni vencidos, y que se ha buscado la mejor solución para los ciudadanos de Priego y Aldeas, agradeciendo además la actitud y la buena disposición de la empresa, ¿cree que es así?

No estoy para nada de acuerdo con esta declaración del equipo de gobierno. En este “asunto” sí hay vencedores y vencidos. El socio privado ha obtenido beneficios por acceder a la gestión del servicio público, que por otro lado es para lo que accedió a la licitación, obviamente. Y los ha obtenido a costa de los vencidos, los vecinos y usuarios, verdaderos perdedores de toda esta historia, desde que se inició hasta hoy, y posiblemente aún durante un tiempo.

La expresión declarada desde el equipo de gobierno hay que entenderla desde la perspectiva de lo que constituye un acuerdo entre dos socios, el ayuntamiento y la empresa privada; y en este contexto obviamente es una simple declaración formal. Sin embargo, desde la óptica de los que mantenemos los servicios de agua, abastecimiento y depuración, si hay vencidos, los vecinos de nuestro municipio, que somos los que vamos a soportar el grueso del coste que el cambio de modelo implica, tras haber hecho frente al enorme sobrecoste que la privatización de la gestión ha significado durante los últimos 8 años y medio.

Afirmar que es la mejor solución para los ciudadanos de Priego y Aldeas, me hace pensar que quieren decir que es la “menos mala”. Entiendo que el cambio de gestión del servicio para recuperar la gestión 100% municipal es una necesidad, como ya he expresado con anterioridad. Desde mi punto de vista, siguen teniendo la intención, al igual que el equipo de gobierno anterior, de eludir la enorme responsabilidad de las decisiones del Ayuntamiento, y seguir “cargando” sobre los hombros de la ciudadanía el grueso del peso de los errores cometidos en este “asunto” desde el 2010. No niego que todos los partidos políticos que han tenido representación municipal y que ahora se presentan de nuevo en estas elecciones, tienen voluntad de dar solución al problema planteado, pero por desgracia, lo hacen por necesidad política impuesta, no por convencimiento real. Me explico, la realidad y presión social les ha llevado a tener que poner en el centro del debate político el modelo de gestión de este servicio público, pero principalmente en como recuperar la gestión pública y sus costes, dejando de lado el no menos importante debate que se vertebra en dos aspectos de vital importancia y que han eludido de forma sistemática: por un lado, cómo y quien asume los costes derivados del modelo de gestión que hasta ahora hemos “sufrido” y por otro, qué características específicas va a tener el modelo público de gestión a partir de ahora para que sea acorde a los intereses de los vecinos, y no acabe siendo tan doloso o más como ha sido para los usuarios el modelo de gestión privada. Es un triste síntoma más que pone de manifiesto que las necesidades electoralistas se imponen a los intereses reales de la ciudadanía, que quedan aparcados. De nuevo lo urgente no es lo mas importante.

Fuente del Llano en Priego de Córdoba

-Tradicionalmente en nuestro país, el ciudadano en su día a día toma poca conciencia y participa poco de su Ayuntamiento. No somos pueblo analítico ni crítico con nuestras administraciones, aunque hay que reconocer que unas comunidades lo son más que otras. Tampoco pedimos explicaciones a los representantes políticos, y me estoy refiriendo obviamente a la forma, es decir, que tal vez no se hace como se debiera. Esta actitud puede llevarnos a situaciones injustas para los ciudadanos y nefastas para los servicios públicos, como la que nos ocupa en esta entrevista… Según su experiencia vivida en las distintas intervenciones que ha hecho en defensa de lo público por las diversas ciudades donde ha sido invitado, ¿cree que vamos tomando una conciencia mayor en la medida que ocurren este tipo de situaciones?

Realmente somos mayoritariamente pasivos. Tendemos a depositar la responsabilidad de todas las decisiones en nuestros representantes, en muchos casos porque nos resulta cómodo dejar hacer y limitarnos a criticar a posteriori. En muchas otras localidades hay actitudes mucho más exigentes con los políticos.

Sin embargo, tampoco hay un compromiso real por parte de los políticos para que esta realidad cambie, o al menos yo no lo detecto. Aunque prometan gestión transparente, y dotar de mecanismos de participación real de la ciudadanía, la realidad es que la información no está accesible (solo aquella que interesa), y mucho menos antes de tomarse las decisiones, para que la ciudadanía pueda sentir que sus aportaciones realmente sirven para mejorar. Nos hemos acostumbrado a una actitud pasivo-reactiva, a dejar hacer y reaccionar cuando la decisión esta tomada y, en su caso, las consecuencias sean inevitables, con lo que solo queda intentar que si hay un perjuicio para la sociedad, este sea al menos amortiguado. Constituye realmente un sistema de baja calidad, a mi entender.

Pero la actitud de la ciudadanía no debe ser óbice para que los gobernantes actúen de forma que la misma se ancle; no puedo justificar que los políticos usen y abusen de esta actitud social para que gran parte de las decisiones sobre aspectos importantes queden ocultos o pasen desapercibidos, tal y como sucede con decisiones sobre muchos servicios públicos en numerosos municipios. En Priego tenemos múltiples ejemplos de cómo los responsables políticos, por intereses que no acabo de entender, deciden no dotar de los mecanismos de transparencia y participación de la ciudadanía en la toma de decisiones sobre la gestión y sus modelos en diferentes servicios públicos, incluso ponen trabas en algunos asuntos. Para mi es muy decepcionante ver como mis representantes no han puesto sobre la mesa hace ya años el debate público sobre las características del modelo de gestión de los servicios asociados al Ciclo Integral del Agua; ni tampoco entiendo cómo deciden prorrogar la gestión de la Radio Municipal a una empresa privada, contraviniendo la Ley Audiovisual de Andalucía, y se permiten el lujo de no contestar a los requerimientos de información que la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz desde hace muchos meses y de forma reiterada ha hecho; tampoco entiendo cómo se vuelve a privatizar la gestión de la Casa de la Juventud, con un pliego de condiciones de licitación con aparentes deficiencias y que, ante el recurso de un vecino, tras muchísimos meses, ni siquiera se haya procedido a remitirle una resolución al respecto; o que tras la recuperación de la gestión de la Piscina Municipal (con un gran coste para el municipio), se licite el mantenimiento de la misma e instalaciones del gimnasio anexo, y no se controle por parte del ayuntamiento el tipo de contrato que se hace a los trabajadores, ni si se respetan los derechos de los mismos,….y no sigo por no aburrir. Pero son múltiples los ejemplos de cómo nuestros políticos hacen y deshacen con opacidad, sin importarles aparentemente, los derechos de la ciudadanía. Estos hechos influyen en que la población tienda a una actitud pasiva ante las cuestiones de gestión municipal.

-Sin la presión ejercida en todo este tiempo por el grupo Priego Agua y Desarrollo, dudo mucho que hoy se estuviera hablando de remunicipalización del agua, ¿habéis estado presentes en la mesa de re-negociación?, ¿se os invitó?.

Las negociaciones entre Ayuntamiento y socio privado se han llevado a cabo con gran opacidad. No se ha permitido a nadie estar presente en las mismas, excepto al mediador pactado. Sin embargo, independientemente de esto, el Ayuntamiento podría haberse asesorado, al menos puntualmente, tanto de Aeopas como de los vecinos, de haberlo creído conveniente. Los vecinos de Priego no han estado físicamente en la negociación, y tampoco en ningún tipo de traslado de información o petición de opinión acerca de los aspectos de este acuerdo.

Como ya he comentado antes, no formo parte del grupo finales del 2017. Pero si en algún momento hubiera podido opinar sobre algún aspecto puntual de esta negociación, hay varios temas importantes que si hubiera puesto sobre la mesa, empezando por la no recuperación de la depuración y el parque de contadores, ambos aspectos de gran relevancia, porque suponen un posible quebranto de más de 2 millones de € para los usuarios el primero, y un claro incumplimiento de las obligaciones de la empresa el segundo. Además hubiera puesto de manifiesto las dudas respecto al fondo de reversión de las acciones del socio privado que se ha ido dotando con 74.638,33€ (y que ha supuesto un coste para los usuarios de 85.386,25€), o la aplicación del lucro cesante (2,8%) sobre los 2.892.316,27€ que según contrato y pliego de condiciones quedarían por abonar en concepto de deuda, y no sobre los 3.417.980,96€ sobre los que se aplica (suponen 14.718,61€ de diferencia). Hubiera preguntado también por qué si el socio privado ya reclamó los dividendos dejados de percibir vía judicial y perdió en primera instancia y el recurso posterior, ahora se incluye abonarle el total de dicha cantidad en el acuerdo (992.548 €), o cómo es posible que se les abonen los 391.996 € de inversiones pendientes de amortizar cuando en su momento los informes técnicos del Ayuntamiento indicaban un enorme sobrecoste en esas inversiones (hasta 10 veces mas del coste real en algún caso, quiero recordar), o a que se deben los 180.000€ de gastos documentales de licitación no repercutidos si, éstos los recuperaba la empresa a través de sus beneficios, y ya se les abona el lucro cesante… Solo cito alguno de los interrogantes que se me plantean.

– Juan Carlos, mucho trabajo el que habéis realizado como grupo ciudadano en defensa de lo público y de los intereses de la gente, ¿han sido duros estos años de lucha?, ¿hasta que punto la población es consciente del trabajo realizado por el grupo?.

Respecto a tu segunda pregunta, creo que se ha conseguido concienciar a la mayoría de los vecinos del tremendo desastre económico que la privatización de la gestión supuso para los usuarios, así como el perjuicio que diversas decisiones políticas ha generado para los intereses de la ciudadanía. De hecho, estoy por proponer que la empresa pase a denominarse Aguas de los Prieguenses, habida cuenta del enorme coste que nos ha supuesto y nos van a suponer, las citadas decisiones.

La lucha por la defensa de un servicio público es siempre larga y costosa. Hay que dotarse de mucha paciencia y tesón. Es muy complicado acceder a la información, su análisis, y transformarla de forma que los vecinos entiendan la realidad de un tema con tantas complejidades. Además se hace necesario un trabajo de relaciones con especialistas y grupos de lucha en otras partes…Para todos los miembros del Grupo ha supuesto un coste económico, a nuestra costa, a veces con ayuda de aportaciones de particulares y negocios locales (a los que hay que agradecer su ayuda), además de un enorme esfuerzo y coste de tiempo dedicado. Pero con paciencia y planificación de objetivos por etapas, poco a poco se va consiguiendo el objetivo.

Recalcar que estamos a medio camino. El objetivo no es recuperar el servicio íntegramente sino, ser capaces además, de dotarnos de una gestión adecuada del mismo, transparente, con toda la información muy accesible, con participación real proactiva de la ciudadanía, garantista de nuestros derechos, con una gobernanza adecuada, sin objetivos político-electoralistas que interfieran, y con rendición de cuentas periódicas, con objetivos no solo mercantilistas, sino también sociales y medioambientales.

Detalle de la Fuente del Rey

– Para terminar, ¿que lectura podríamos hacer los prieguenses de todo este asunto, de cara a un futuro?.

Bueno, cada cual que saque su lectura en función de como lo vea pero creo que es evidente que se demuestra que la gestión privada de un servicio público conlleva un quebranto económico o un déficit de calidad social, o ambas cosas. Por otro lado, también queda claro que, aun siendo la gestión pública, sin las condiciones adecuadas, tampoco se garantiza que se produzcan perjuicios a los intereses de la ciudadanía.

Por último, y una vez que queda patente el enorme coste económico y social que constituyen para los vecinos las privatizaciones de gestión de servicios públicos y decisiones similares, observar y recordar quienes han sido responsables de ellas, y evitar volver a depositar la confianza en los mismos. Claro que, siendo sarcásticos, y en el contexto electoral en que nos encontramos, se podría afirmar que casi todas las listas electorales que prometen lo mejor para los vecinos de Priego, llevan entre sus componentes responsables por acción y/o por omisión de privatización de servicios públicos en un momento u otro, y quebrantos económicos por decisiones contrarias a los intereses de la mayoría (Agua, Radio Municipal, Casa de la Juventud, Piscina Municipal…). pero en este aspecto, que cada cual haga el análisis personal que crea conveniente.

Malu Toro y Juan Carlos Cadenas en un momento de la entrevista
Panorámica de Priego de Córdoba

(Fotos artísticas gentileza de Paqui Hermosilla y Santiago Fernández)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Un comentario en “Juan Carlos Cadenas de Llano Sosa: “Nuestros políticos hacen y deshacen con opacidad, sin importarles aparentemente, los derechos de la ciudadanía”

  1. Con frecuencia, la ciudadanía no opina ni demanda en asuntos de calado por falta de información, concomitante a la continua distracción.
    Gracias a todas las personas y entidades (que al fin y al cabo son personas) que dedican su tiempo y esfuerzo en aclarar temas de interés común, y hoy por esta entrevista, gracias a Juan Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *