Mañana jueves 14 de diciembre Festividad de San Nicasio, Patrón de Priego, ¿Conoces su historia?

Mañana jueves se conmemora en Priego la festividad de San Nicasio, Patrón de la localidad.

Un santo patrón que muestra más de una singularidad a destacar, como por ejemplo, el hecho de ser uno de los patrones cuyo nombre no llevan sus ciudadanos.

No creo equivocarme si digo que actualmente sólo hay un “Nicasio” en Priego, además del patrón, algo que nos explica muy bien y con su habitual humor, la guía turística Carolina Linares, “sólo conozco a Nicasio Siles que, aunque no es santo sí es muy buena persona (risas)…Menos mal que ahora también tenemos unas patatas que llevan su nombre porque si no, más de uno no sabría que San Nicasio es nuestro patrón, que por cierto, sigue siendo milagroso, si no, ¿cómo se explica que unas patatas fritas con un nombre tan poco comercial hayan llegado a varios continentes? ”.

Decido dar un largo paseo con ella por el casco histórico de Priego para que me cuente más sobre la figura del Patrón de Priego precisamente porque Carolina Linares ya dedicó en su web www.barrocovisitasguiadas.com, un interesante y destacado especial a San Nicasio.

Nos encaminamos hacia la Iglesia de la Aurora que tiene mucho que ver en esta historia y cuyo desenlace descubriremos al final de nuestro paseo.

En el trayecto le pregunto el por qué del olvido del Patrón entre los prieguenses cuando los patronos siempre han tenido un rincón en el corazoncito de la feligresía, Carolina Linares me cuenta entonces que “quizá hemos de remontarnos al siglo XVII, cuando encontramos a la Hermandad del Rosario de la Aurora ya situada en la ermita del Patrón. La misma Hermandad que va creciendo en popularidad y se ocupa de hacer una remodelación del templo en el siglo XVIII, para la que encarga una nueva imagen, la Virgen de la Aurora, que va a ser la auténtica protagonista del nuevo templo, apareciendo en la fachada principal, en el Camarín, y lo que es más, como titular de la ermita recién remodelada”.

Efectivamente, porque hasta hace pocas fechas no eran muchos los que conocían la ermita de la Aurora como la sede de San Nicasio, Patrón de Priego, y en esto ha tenido muy buen hacer, la propia Hermandad de la Aurora y su Hermano Mayor, Antonio Bermúdez.

Le recuerdo a Carolina que siendo yo niña, el 14 de diciembre solía ser día festivo local pero que dejó de serlo; ella me cuenta el por qué, “en la década de los 80 hubo un intento por recuperar las fiestas patronales. Además de ser fiesta local, había una carrera popular (cuando todavía no estaban tan de moda…), y actos en el Paseillo. Ya en la primera década del siglo XXI, muy acertadamente, se puso un azulejo representando a nuestro santo patrón muy cerca del Ayuntamiento, al lado de la puerta del Hospital de San Juan de Dios. Hoy sin embargo, el 14 de diciembre sigue siendo día laborable, quizá porque en aquellos años de fiesta local los prieguenses, huyendo del apoyo al comercio local, se iban a las capitales cercanas a hacer las compras navideñas”…

Estamos cerca de nuestro destino final pero antes le pido que me cuente quién fue San Nicasio y su relación con Priego, “San Nicasio fue obispo de Reims allá por el siglo IV. Predicó y difundió el cristianismo en las tierras galas, y fue decapitado en la primera oleada de las invasiones bárbaras un 14 de diciembre del año 407. Según sus biógrafos, una vez decapitado, cogió su cabeza y salió corriendo hasta depositarla en el lugar por él escogido para su enterramiento, donde está la iglesia que lleva su mismo nombre en Reims.

Su vinculación con Priego data del año 1406 cuando la villa de Priego sufrió un asedio por parte de las tropas de Muhammad VII, que a punto estuvo de volver la plaza al bando de los musulmanes. Sin embargo, el asedio no llegó a cumplir su objetivo, y las tropas se retiraron un 14 de diciembre de ese mismo año de 1406, coincidiendo con el día de San Nicasio (por su muerte), encomendándose desde este momento la villa de Priego al santo de Reims como protector y patrón de la misma”.

Termina contándome Carolina Linares que la popularidad de San Nicasio en Priego comienza más cercana en el tiempo, a principios del siglo XVI, coincidiendo más o menos con la construcción de su ermita,-la ermita de la Aurora hacia la cual nos dirigimos- y gracias a tres hechos fundamentales:

-La curación del marqués de Priego de una enfermedad de carácter infeccioso que había contraído y que tras encomendarse a San Nicasio, sanó y para celebrarlo costeó fiestas y juegos en su honor; La fundación de la Escuela de San Nicasio por parte de San Juan de Ávila, en las instalaciones de la propia ermita del santo, y la llegada a Priego de las Reliquias del Santo en el año 1581, con solemnes procesiones y ceremonias en su honor.

Llegamos a nuestro destino, la Ermita de la Aurora donde nos espera Antonio Bermúdez el Hermano Mayor de la Venerable Hermandad de Nuestra Señora María Santísima de la Aurora y San Nicasio de Reims para hablarnos de los actos y eventos que se han organizado con motivo de la festividad.

Precisamente Antonio Bermúdez, está vinculado desde niño a esta hermandad y tanto él como su familia han dado impulso y apoyo a la tradición más famosa y popular de esta hermandad, como son los Hermanos de la Aurora, o campanilleros de la Aurora. Ya el año pasado se organizó un gran Congreso Nacional de Campanilleros que además de traer a conferenciantes de prestigio, consiguió reunir a un número importante de cuadrillas de Campanilleros, llegados de diferentes puntos de la geografía nacional. También Antonio Bermúdez ha trabajado y sigue trabajando por recuperar la historia de la Hermandad y que cada vez vaya a más el lugar que le corresponde ocupar en el corazón de los prieguenses.

Me cuenta Antonio que en estos últimos años, la Hermandad de la Aurora se ha esforzado mucho en potenciar la celebración de las fiestas en honor a San Nicasio, y ya desde el pasado fin de semana, se vienen celebrando interesantes actos y cultos, “comenzaban el pasado sábado 9 de diciembre con el repique de campanas a la 1 de la tarde anunciando el inicio de las fiestas. Ese mismo día tuvimos la IV Zambombá de San Nicasio, a cargo de comparsas y grupos de mochileros de varios pueblos cercanos, que salieron como siempre de la ermita de la Aurora, dirigiéndose hacia la calle Cava donde se realizó la ofrenda floral y tremolar de bandera ante el azulejo del Sagrado Titular y Santo Patrono. Posteriormente, en el Paseíllo degustamos los tradicionales dulces y licores del Santo para continuar a las 12 de la noche, con nuestra tradicional Sabatina Rosariera de los Hermanos de la Aurora por las calles del centro de Priego. El domingo 10 tuvimos una Solemne Eucaristía y al término, la música barroca invadió los sentidos de los allí presentes en el concierto que se ofreció al finalizar la Eucaristía, a cargo de la Banda Unión Musical de la Subbética y bajo la dirección de Alfonso Bañón Muñoz”.

Para mañana jueves 14 de diciembre, festividad de San Nicasio de Reims Obispo y Mártir, a las 13 horas se anunciará la festividad con un repique de campanas y ya por la tarde a las 20 horas, en la ermita, Solemnísima Función Principal de Instituto y Santa Misa Concelebrada en la que intervendrá la Coral Alonso Cano de Priego, tras la cual se procederá al Besa-Reliquia del Sagrado Protector, Custodio y Patrono Perpetuo de Priego.

Nos despedimos de Antonio Bermúdez no sin antes preguntarle por otro de los actos más significativos de esta hermandad, la Entrega de Premios San Nicasio 2017, en su décima edición, que también tendrán lugar mañana justo al término de la Santa Misa y que nacen según nos cuenta, “para premiar la labor de personas o entidades que han destacado en alguna actividad hacia el pueblo o la propia hermandad y este año los premiados serán, las Hijas del Patrocinio de María por su labor durante 230 años en pro de la enseñanza en Priego; al Colegio San José Hermanos Maristas por su dedicación a la enseñanza, el año además del 200 aniversario de su congregación y a las Religiosas del Sagrado Corazón por su trabajo en Priego y su implicación especial en el Barrio de Las Caracolas”

Y así terminamos esta recorrido por la historia de Priego, agradeciendo enormemente la colaboración de Antonio Bermúdez, Hermano Mayor de la Venerable Hermandad de Ntra. Sra. Mª Stma. de la Aurora y San Nicasio de Reims, Obispo y Mártir y Patrón de Priego y como no de la guía turística Carolina Linares por acercarnos de este modo la historia y por recuperarla para que la tengamos presente en nuestros días, porque lo que está muy claro es que sin pasado, nunca hay un presente.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *