Paula Diéguez: “Priego es un lugar sin ningún tipo de futuro para la gente joven”

Paula Diéguez, mujer decidida del siglo XXI se propuso sí o sí, sacar adelante otro sueño más: la webserie OPNI, un nuevo proyecto que venía desarrollando en su cabeza tiempo atrás.

A pesar de contar al principio con cierto apoyo, poco después se topó con la cruda realidad. No consiguió la cifra tope solicitada a través del crowdfunding pero tampoco la ayuda institucional que de forma verbal sí se le ofreció en un primer momento. Por supuesto, eso no hizo tirar la toalla a Diéguez. Muy al contrario, la osadía de su juventud y la fuerte unión de los que sí creen en sus proyectos en general y en OPNI en particular, han hecho que todo haya comenzado y se esté rodando… “a ritmo de claqueta!!”…

Hoy hemos quedado con la directora de OPNI en la calle Río, en Dulce’s Coffee, un establecimiento que brindó al proyecto sus instalaciones, cediendo parte del local como lugar de ensayo, reuniones de preproducción e incluso plató de rodaje para alguna de las escenas que formaran parte de la serie.

Aquí, en Dulce’s Coffee es donde Paula Diéguez y su equipo de producción dieron en un principio, luz y foco a OPNI y hoy, inmersos ya en el rodaje, hablamos con su directora.

-Paula, cómo están siendo los días de rodaje y cuál ha sido la principal dificultad con la que os habéis encontrado?… -si es que la ha habido, claro-.

Los rodajes se están desarrollando con normalidad y con las dificultades típicas que tienen todos los rodajes en una producción de cine independiente, sobre todo en las secuencias en exteriores donde estamos sometidos a la voluntad del clima y a la de las personas que transitan el lugar, que muchas veces por desconocimiento o desconsideración pasan por delante de la escena e incluso se paran a charlar sin ningún tipo de miramiento o respeto hacia el trabajo que estamos haciendo. Sin duda esa es la mayor dificultad que estamos teniendo hasta la fecha.

-Curioso lo que cuentas y la educación cívica que tanto nos define… hablando de escenas, ¿qué lugares de localización habéis elegido y por qué?

Como directora y habitante orgullosa de mi pueblo he seleccionado para recrear nuestra historia lo que para mí son los lugares más bonitos y emblemáticos de Priego: El Recreo de Castilla, la Fuente del Rey, el Paseo de Colombia, los Adarves, el precioso Barrio de La VillaUna de mis principales intenciones al empezar el proyecto era poder compartir con todo el mundo la belleza de un pueblo que yo tengo el gusto de ver a diario.

Dos de los actores de OPNI

-Según vemos en las fotos del rodaje podemos decir que OPNI será sin duda, otro atractivo más de promoción turística, como escenario natural y con el sello además de ‘Made in Priego’, es decir, la marca indiscutible de Priego, ¿tampoco habéis recibido incentivo de la Delegación de Turismo?.

Bueno, en este sentido tengo que decirte que se han puesto en contacto con nosotros recientemente y parece ser que en breve tendremos una reunión, pero como aún no se ha hablado nada concreto, quiero ser prudente, de momento.

Los actores durante el rodaje en el barrio de La Villa

-Háblanos de tu equipo, ese grupo de profesionales que te acompaña en esta nueva aventura: dibujantes, animadoras 2D, productoras, y como no, los actores y sus personajes… en OPNI veremos imagen real y animación, qué heavy, no?

Fíjate que a la hora de emprender un proyecto de este tipo, sin duda alguna, lo más complicado es conseguir reunir un equipo de personas capacitadas, trabajadoras y comprometidas (sobre todo esto último), que quieran invertir su tiempo en sacarlo adelante. En el equipo actualmente somos unas cuarenta personas de multitud de campos distintos, por un lado está el equipo de producción que lo componemos 6 personas, por otro lado las guionistas que somos Miriam Ramírez y yo, luego está el equipo de animación que está formado por varios dibujantes y dos animadoras 2D y 3D, Víctor Vargas (Chaos Summoner) que es nuestro técnico de postproducción en sonido, Esteban Díaz y Rocío Salazar que se encargan de la postproducción de video; Manu Cano es nuestro etalonador, José Manuel Nieto el compositor de la banda sonora… Pero somos muchísimos más, cámaras, técnicos de iluminación y sonido directo, ayudantes de cámara y dirección, scripts… y por supuesto nuestros actores. En su mayoría jóvenes de Priego de Córdoba, nuestra localidad, que han apostado fuerte por nosotros y por este proyecto y que si queréis conocer más acerca de ellos y de sus personajes en la serie podréis ver sus entrevistas en el canal de YouTube “OPNI Webserie” donde subiremos todo el contenido relacionado con la serie.

Parte del equipo de OPNI

-No se puede negar que has apostado fuerte y esta futura webserie, OPNI, se ha convertido en todo un gran desafío Paula, ¿qué esperas de ella?.

Realmente espero lo que cualquier persona emprendedora esperaría de su proyecto, cualquiera que sea, es decir, que fuese un auténtico éxito, y tanto el equipo como yo esperamos que la serie llegue a miles de personas y que guste. No olvidemos que hacemos esto para intentar meter un pie en un mundo laboral tan complicado como es el cine y tenemos la esperanza de que OPNI sea una buena carta de presentación.

A nivel personal creo que ya es un éxito, hemos conseguido reunir un equipo de gente maravillosa, currante y con ganas de trabajar y cumplir un sueño y eso tarde o temprano llevara al éxito.

-¿Es Priego un buen lugar para el desafío?…-risas- ¿Cómo ves nuestra localidad desde tu perspectiva como joven, como activista, como artista y como mujer?.

Creo que Priego es un buen lugar al que le faltan desafíos. Habría que desafiarlo más a menudo. A mí personalmente me gusta Priego, si no, no estaría desarrollando mi proyecto aquí. Pero creo que es un lugar sin ningún tipo de futuro para la gente joven. No conozco a nadie joven que esté planeando su futura vida en Priego.

-Muy triste eso que dices. Ojalá podamos cambiar pronto las deprimentes estadísticas que hay sobre Priego ya que está en juego algo tan importante como nuestros jóvenes. Por cierto Paula, anteriormente ya habías rodado con éxito el corto, ‘¿Bailamos?’, y en España contamos con reconocidos directores de cortos y con muy buenas historias contadas en este formato pero, ¿crees que se le da al corto el sitio que le corresponde?, te pregunto esto porque quizás pueda verse el corto como un arte menor y sin embargo, el hecho de condesar una historia en tres, cinco, diez  o veinte minutos, impresiona y ese efecto es revelador en cada espectador…

Las historias que se cuentan en un largometraje y en un corto simplemente son diferentes. Un largo no te cuenta una única historia, es como un árbol, tú solo ves el tronco, la mayoría de personas solo ven el tronco, pero debajo están las raíces, multitud de historias más, un árbol no crece sin raíces. Un corto es un árbol sin raíces (en la mayoría de los casos), se centra en un único concepto, en una única historia y en una única conclusión final. Eso no lo hace menos importante, ni más o menos difícil, simplemente es otro concepto. Nadie paga por ir al cine a ver un corto y creo que ese es el problema. A día de hoy, para que algo se valore como se debiera, hay que ponerle un precio.

-Entiendo que no ves el corto necesariamente como la antesala a un largometraje sino que tiene suficiente entidad para ser respetado, aceptado y defendido como tal, ¿me equivoco?.

Así es. Un cortometraje es cine, cine de 20 minutos pero cine al fin y al cabo, se hace de la misma manera y conlleva el mismo trabajo, a una escala menor de tiempo, pero el mismo. Hay muchos cortos que valen más que muchas películas de Hollywood.

La directora de OPNI, Paula Diéguez

-Has rodado cortos en Córdoba capital y Priego, ¿qué diferencias encuentras entre un sitio y otro?

Siendo sincera, la única diferencia que he encontrado hasta la fecha es la implicación. Hemos recibido muchísima más ayuda (de todo tipo) en Córdoba que en Priego. De hecho, las tiendas y locales que nos patrocinan actualmente en OPNI los hemos tenido que buscar en Córdoba, a excepción de algunos locales de Priego que han abierto sus puertas al rodaje, en sus instalaciones, como puede ser el anteriormente mencionado Dulce’s Coffee o el Charlot.

Priego no ayuda a la gente joven, salvo excepciones claro está. No sé si es porque no confía en la juventud o porque no les importa. Pero queridísimos gobernantes, los jóvenes somos el futuro y no solo del país, de Priego también.

-Paula, háblanos del trabajo detrás de la cámara, ¿se requiere gran dosis de paciencia para dirigir? Me da la sensación de que dirigir se convierte en una carrera de resistencia, ¿es así?…

Para dirigir se necesita paciencia, tacto (mucho tacto), sangre fría y capacidad de improvisación. Paciencia porque es una carrera de fondo como bien dices, tacto porque trabajas con mucha gente y no todo el mundo piensa, siente o reacciona igual ante los problemas o los errores, sangre fría para no dejarte llevar por las emociones y buscar siempre el bien del proyecto y capacidad de improvisación porque raramente sale todo como estaba perfectamente planeado. Tal vez esto último sea lo más importante. Ante un problema en medio del rodaje el director no puede bloquearse, tiene que ser capaz de solventar lo que sea que haya ocurrido de la mejor forma posible y seguir adelante con el rodaje.

-¿Y eres paciente en tu día a día?

En mi día a día ni soy paciente, ni tengo tacto y mucho menos sangre fría. Soy una persona bastante impulsiva e impaciente por regla general, pero creo que el cine y el trabajar con tanta gente y tan diferente me ha ayudado mucho en este aspecto.

-Volvamos a OPNI, ¿Qué nos atrapará más de OPNI?, ¿qué hará que no dejemos de ver ningún capítulo de la webserie?

Creo que lo que más os va a atrapar de OPNI, aparte de sus personajes tan característicos, va a ser la incertidumbre de no entender hasta el final lo que está pasando.

-¿Será Priego el lugar de estreno de OPNI o has pensado en algún otro sitio?

Eso es algo que aún está por determinar, es sus inicios se planteó así. Pero actualmente se están barajando otras opciones y es bastante probable que estrenemos en Almedinilla, estamos recibiendo un gran apoyo por su parte.

-Pero Paula, eso sería decepcionante para Priego…

Claro! A mí también me gustaría que fuera en Priego pero Almedinilla nos está dando todas las facilidades, ofreciendo incluso instalaciones de forma gratuita y ya sabes cómo y en qué condiciones estamos rodando así que ya se verá dónde estrenaremos al final.

-Finalmente Paula, ¿para cuándo su estreno, hay fecha concreta?, ¿cómo te imaginas hoy ese próximo futuro estreno de OPNI?

Es muy precipitado aventurarse en dar una fecha de estreno ahora mismo. Prácticamente acabamos de empezar los rodajes y quedan muchos meses de postproducción por delante.

Cuando pienso en el estreno de OPNI no puedo evitar morirme de la vergüenza e imaginármelo como el estreno de “¿Bailamos?”, una sala llena, todo el equipo reunido, familia, amigos, otros directores y actores conocidos y yo teniendo que hablar delante de todos ellos… ¡con lo mal que se me da a mi hablar en público!… He de confesarte que pase un mal rato -risas- pero la experiencia fue maravillosa y estoy segura de que con OPNI también lo será.

Momentos del rodaje de OPNI

Paula Diéguez y Malu Toro en el transcurso de la entrevista en Dulce’s Coffee

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *