Toni Musachs: “Entiendo y comparto la molestia por los cohetes por sufrirlo en carne propia y con mi mascota”

Llegado este mes en Priego, es inevitable hablar y sentir nuestros tradicionales Domingos de Mayo, declarados de Interés Turístico de Andalucía y solicitados para su Interés Turístico Nacional, pero también durante este mes de mayo, son muchos los ciudadanos que se quejan y hacen sentir su voz respecto a la tirada de cohetes, especialmente aquellos cohetes que son tirados de forma sorpresiva y espaciados en el tiempo. Estas quejas en relación a los cohetes no son algo nuevo sino recurrente cada año en estas fechas.

Para saber más sobre su reglamento hemos entrevistado hoy a Toni Musachs, Concejal Delegado de Seguridad Ciudadana y responsable político del cumplimiento de la normativa en Priego.

-Señor Concejal, todos los años hay quejas en relación a los cohetes, ¿le ha llegado alguna a usted directamente?, ¿le han comentado algo por la calle o desde la propia policía local?

Toni Musachs-. Directamente no he recibido quejas al respecto. He leído comentarios en redes sociales, pero ya le digo, directamente a esta delegación, no

-¿Es conocedor de la molestia que causa en algunos ciudadanos la tirada de cohetes?, sus quejas van especialmente dirigidas a aquellos que son tirados de forma sorpresiva y que no indican anuncio de salida o entrada de ninguna procesión en su templo, ¿se acogen también al reglamento estos cohetes?

TM-. Evidentemente que conozco dicha molestia, a la par que la comparto y la entiendo bien, por vivirlo y sufrirlo en carne propia y con mi mascota. Pero remitiéndome a los Decretos de la Junta de Andalucía, nos hablan de que en la Comunidad Autónoma de Andalucía, existen unas tradiciones muy arraigadas en las que el uso de la pólvora constituye una parte importante de la celebración de fiestas patronales o locales, y en las que la utilización de artificios pirotécnicos es consustancial a las mismas. El reconocimiento del carácter religioso, cultural o tradicional de estas festividades es acorde con el arraigo y con la tradición que estas manifestaciones festivas encuentran en las distintas localidades andaluzas en las que se celebran, y suponen una expresión y desarrollo de valores propios y de tradición popular. Y remitiéndome también al Real Decreto 563/2010 de 7 de Mayo, por el que se regula el procedimiento para el uso de material pirotécnico donde nos dice que la celebración de estas festividades en las que se utilizan artículos pirotécnicos, dado el riesgo inherente a los mismos, debe realizarse bajo unas condiciones de seguridad tendentes a evitar daños personales y materiales.Desde el Ayuntamiento damos trámite a las solicitudes de las diferentes hermandades o agrupaciones para el uso de la pirotecnia en sus celebraciones y somos rigurosos en cuanto a la documentación que deben aportar para poderles autorizar. Todo uso de pirotecnia que no esté autorizada es sancionable. 

-Bueno, ya sabe que también se dice que, “hay tradiciones que merecen palos”… En cualquier caso, es su Delegación la que se encarga de dar autorización para la tirada de estos artefactos pirotécnicos, o sea, los cohetes, y cada vez los ciudadanos somos más conscientes del peligro que implica su uso y también la manipulación no autorizada de este material. También se prohibió la venta de petardos a menores así como tirarlos. ¿Cree que ha sido difícil aceptar estas prohibiciones por parte de la ciudadanía o por contra se ha aceptado de forma natural?

TM-. Todas las prohibiciones tienen en principio un componente de frustración al trasladarlos a la ciudadanía. Sin ir más lejos, la prohibición de fumar en los establecimientos públicos levantó una gran polémica y unas expectativas totalmente negativas. Y al final, es una cosa más en nuestro día a día, ver a los fumadores en la calle. Todo lo que va en mejora de nuestra salud y seguridad, al final termina aceptándose como una norma más de nuestra convivencia diaria.

Parece ser que también había una normativa expresa en cuanto a la prohibición para tirar cohetes en el casco urbano algo que en ocasiones ocurre, ¿es así?, ¿se pueden tirar cohetes en el casco urbano?.

TM-. El uso de la pirotecnia debe estar siempre autorizado y la autorización siempre está basada en la reglamentación con respecto al uso de dichos materiales y se debe aportar una serie de documentación como por ejemplo, el Seguro de Responsabilidad Civil que cubra cualquier eventualidad. Siempre, en nuestros informes que autorizan dichas tiradas de cohetes, hacemos hincapié en las zonas de seguridad y susceptibles de molestias, prohibiendo su uso en determinados horarios y lugares, como las cercanías de colegios y el respeto al horario escolar. En el caso de la pirotecnia que se utiliza en las fiestas locales hay que decir que son de Categoría 3, es decir, artificios de pirotecnia de peligrosidad media destinados a ser utilizados al aire libre en zonas de gran superficie y cuyo nivel de ruido no sea perjudicial para la salud humana y para ello se deben cumplir las siguientes condiciones: 

a) La distancia de seguridad deberá ser igual o superior a 15 metros. No obstante si procede, la distancia de seguridad podrá ser inferior.

b) El nivel sonoro máximo no podrá exceder de los 120dB(A,imp) o valor equivalente de nivel sonoro medido por otro medio apropiado a la distancia de seguridad.

En este punto entiendo que cualquier persona que desee festejar algún evento con tirada de material pirotécnico no está autorizada o no se le da esa autorización…

TM-. Remitiéndome a lo que te exponía antes y según los informes de la Jefatura de Cultura que incorporamos a las autorizaciones, está prohibido el uso de material pirotécnico sin la autorización expresa de la Administración Local o de la Subdelegación del Gobierno, en el caso de materiales de mayor potencia o peligrosidad, eso es más de 10kg de pólvora.

¿Cree que los ciudadanos que se quejan de la tirada de cohetes, se molestan en exceso o tal vez se sobrepasa su línea de paciencia? Estamos hablando de bebés, mascotas, personas mayores, que son las que más sufren el impacto auditivo de un cohete sorpresa…

TM-. Entiendo la queja de dichos ciudadanos y, en determinadas ocasiones, la comparto como ya he dicho antes, pero también entiendo lo que consideramos tradiciones y festejos populares de gran arraigo. La convivencia entre los ciudadanos tiene que basarse en el equilibrio de la balanza y es ahí donde la administración debe mediar para encontrar ese equilibrio.

-¿Y qué opinión le merece la campaña que se acaba de crear a través de Change.org y que está recogiendo firmas para la prohibición en Priego de la pirotecnia?

TM-. En relación a eso sólo tengo que decir que los ciudadanos están en pleno derecho de plantear propuestas a la administración y ésta debería ser lo suficientemente sensible para buscar puntos de encuentro entre las tradiciones y las molestias y encontrar soluciones intermedias para dar satisfacción a todas las partes.

Usted preside otras delegaciones como Información,Nuevas Tecnologías, Residuos Sólidos, Ocupación de Vía Pública, Sanciones, Seguridad, Tráfico, Mercado de Abastos, Mercadillo, Relaciones Institucionales… ¿qué destacaría de cada una de ellas y cuál es la que implica mayor atención o dificultad?

TM-….a lo que también hay que añadir las comisiones y reuniones, además de los posibles actos propios del día a día del Ayuntamiento y de otras instituciones, a ver, “¿qué dedo me corto que no me duela?”-risas-. En serio, intento dedicar a cada área todo el tiempo del que dispongo, siempre intentando priorizar la atención al ciudadano porque es lo prioritario y lo más urgente. 

-No sé si le gustaría añadir algo más antes de concluir…

TM-. Pues sí, y vuelvo al tema central de tu entrevista. Quiero que los ciudadanos sepan que entiendo la queja de los vecinos ante cualquier problema, sea de poca o mucha envergadura para ellos. Que la administración a veces no lo entienda así no significa que yo no lo tenga en cuenta. Las administraciones tienen tendencia a mirar más por el bien común que por el bien particular. En muchas reuniones con grupos de ciudadanos, con ocasión de los presupuestos participativos, intentamos transmitirles el mensaje de que entendemos su preocupación por,-esa baldosa que está rota, o la bombilla fundida de una farola enfrente de su puerta-…pero también intentamos solucionar todos los problemas de su calle y del pueblo. El Ayuntamiento es una herramienta importantísima para el ciudadano, pero es enorme y de movimientos lentos. La principal función que tenemos los cargos electos y los trabajadores de esta casa es la de intentar darle un poco más de agilidad y frescura en su respuesta al ciudadano.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *