Baltasar Garzón: «No te pueden tumbar quienes pretenden hacerlo, si lo intentan, es que algo estás haciendo bien»

En su primer libro, “Cuento de Navidad: es posible un mundo diferente”, Baltasar Garzón, da cuenta de sus pensamientos sobre los derechos humanos, la justicia universal y la Corte Penal Internacional, el terrorismo, los fundamentalismos religiosos, la inmigración y los derechos de los Pueblos Indígenas. En el segundo, “Un mundo sin miedo”, publicado en el 2005, reflexiona sobre sus años como juez en la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado y la impunidad, y ofrece datos de relevancia nacional e internacional poco conocidos hasta el momento de su publicación. Tiene unos cuantos más publicados y en el año 2011 colaboró con un artículo en “Reacciona”, un libro coordinado por la periodista Rosa Mª Artal, y en el que están presentes también, José luis Sampedro, Juan Torres López o Federico Mayor Zaragoza, entre otros. Obra que alerta sobre la crisis política que recorre las sociedades actualmente y la necesidad de una respuesta social a la corrupción y a los poderes financieros, económicos y políticos, cada vez más alejados de la ciudadanía.

El pasado jueves 9 de mayo, recién aterrizado de México, Baltasar Garzón llegaba a Priego para disertar sobre el memorialismo ante las nuevas barreras del siglo XXI, y tras su conferencia, radiopriego.com hablaba con él.

-Sr. Garzón, tenía interés en saber si conocía Priego, y ya se ha dicho durante su presentación que sí…

Sí, sí…hace 31 años! Yo era inspector del Consejo General del Poder Judicial y me correspondía la inspección de los juzgados y tribunales de Andalucía, y uno de los que inspeccioné fue el de Priego de Córdoba, junto con el de Baena, y creo que el de Cabra también.

-¿Qué le ha parecido la Casa Natal de Niceto Alcalá-Zamora?

Bueno, me ha parecido espectacular pero sobre todo la reivindicación de su figura, algo que, aunque queda todavía mucho por hacer, considero que esta iniciativa es fundamental ya que todos los recuerdos que hay en ella y la reivindicación permanente a través de los actos culturales que organiza, o como en este caso, de memoria, es muy necesaria. La labor del Patronato NAZT me parece una iniciativa extraordinaria y por supuesto, espero que sigan manteniéndose y que se impongan por encima de los avatares políticos del propio Ayuntamiento.

-”El memorialismo ante las nuevas barreras del siglo XXI”, ese es el título de la conferencia que le ha traído a Priego. Hablemos de sentimientos y memoria histórica, ¿qué le diría o cómo haría entender a las personas que sienten y expresan, que se quiere recuperar la memoria histórica de los crímenes del franquismo durante la dictadura pero no la memoria de los crímenes que ETA llevó a cabo en plena democracia?, ¿qué mensaje lanzaría a quienes insisten en que se quiere recuperar una memoria pero olvidar otra reciente?. Entiéndame, no hablo de un partido concreto que así lo manifiesta, sino de ciudadanos que también lo piensan…¿es comparable?.

Yo creo que son ámbitos diferentes. Hay gente que quiere hacer un discurso diciendo, ‘bueno, se reivindica la memoria de unas víctimas pero también se tiene que reivindicar la memoria de las víctimas del terrorismo», y cuando se plantea así… ¡evidentemente que hay que hacerlo!, ¡claro que sí hay que reivindicar la memoria de las víctimas del terrorismo!, lo estamos haciendo desde el primer día, desde el primer momento y de forma permanente. Debe ser así, pero lo que no se debe consentir es que se deshumanice a las víctimas y tampoco comparar, porque entramos es una visión deformada que tiene que superarse. Los crímenes de ETA han sido juzgados y sancionados desde la justicia. Probablemente no todos los que se cometieron porque al estar en Estado de Derecho tenemos que acumular pruebas. Si no hay pruebas no puedes condenar a las personas, nos guste o no nos guste. Con los GAL se hizo lo que se pudo. Yo investigué esos hechos y me costó sangre, sudor y lágrimas porque no se quería, e incluso había gran parte de la población que decía, “bueno, pues está bien, muy bien… ¿Matar terroristas?, eso es bueno”. En cambio si han metido la mano en la bolsa, eso no, eso es muy grave. De hecho, la sensibilidad de gente menos comprometida en ese ámbito comenzó a ser diferente cuando se dijo que había habido desvío masivo de fondos reservados, no antes. Luego, es verdad que hay que reconocer que ha habido algunos excesos en ese desarrollo de la lucha contra ETA, pero no podemos olvidar que también ha habido un esfuerzo colectivo y que, salvando los años posfranquistas y demás, ha habido un control judicial muy, muy exhaustivo. También es verdad que por ejemplo, en la investigación de temas de malos tratos, nosotros no hemos sido un ejemplo absoluto. Incluso fíjate, hace ya unos meses el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a España por primera vez por malos tratos, porque se detectó que los hubo en el caso de Portu y Sarasola. A pesar de eso, el Tribunal Supremo ha dicho que no revisa. En fin, yo discrepo y creo que nos falta, como en el caso del franquismo, una reflexión desde la justicia. Yo siempre he insistido en que no pongo tildes a las víctimas, no pongo calificativos a las víctimas. Las víctimas son víctimas y los victimarios lo son desde el momento en el que quitan una vida, torturan, hacen desaparecer o masacran a personas.

-Leyendo sobre su vida, le confieso que da vértigo. Sólo el hecho de ver cómo su profesión y exposición pública, por no hablar de sus relaciones con el más alto poder, le han llevado a situaciones extremas y tan opuestas como ser fuertemente admirado pero también atacado y, -no sé en qué medida usted lo siente-, muy denostado, ¿no pensó nunca en tirar la toalla?… ¿Cuál es su mayor impulso a la hora de seguir intentando cambiar el mundo?

Yo siempre he tenido una vocación de servicio público aunque ahora no esté ejerciendo como tal, pero además de eso, es una vocación que va acompañada de unas convicciones muy firmes por todo lo social, por las víctimas, y por los valores y derechos que están amenazados y que son fundamentales. Tenemos que conseguir evolucionar. ¿Qué me mantiene a mí en esta línea? alguien podría decir, ‘pero bueno, ¿por qué te complicas la vida de esta forma? ¿por qué tienes que estar aguantando noticias o manipulaciones en determinados medios, o ataques que después se demuestra que no son tales, que no tenían consistencia y te arrastran, te perjudican?’…Bueno, yo creo que, desde luego no te pueden tumbar quienes pretenden hacerlo porque si lo intentan, es que algo estás haciendo bien. Si molestas es que lo estás haciendo bien, si no… te olvidarían, te dejarían, por eso creo que merece la pena seguir en esa línea. Yo no tengo derecho a dejar a las víctimas ni la defensa de las mismas por comodidad mía. Y si me atacan, vale, ok, les contestaré en la medida que me merezca la pena y en lo que no, pues en ello llevan la penitencia. Yo creo que mi necesidad es la convicción, los valores, aquello en lo que crees y en mi caso, lo tengo muy claro.

-Conoce bien lo que es el ataque mediático y periodístico y ahora más que nunca el periodismo se encuentra en entredicho y muchos profesionales coincidimos en que mientras que el periodismo esté sustentado por el poder y el dinero, o las empresas apuesten mayormente por su rentabilidad económica e interés financiero antes que por la información rigurosa nunca será ni podrá llamarse periodismo libre, con lo que ello implica para la ciudadanía, ¿cree que veremos pronto un cambio en este sentido?

Fíjate cómo internet divulga la información y a día de hoy por ejemplo, es muy complicado quitar una noticia falsa de un servidor. Y, ¿qué pasa cuando esto ocurre?, pues que antes de que puedas retirarla ya se ha vuelto viral y no puedes detenerla bajo ningún concepto. Esa marca queda indeleble ahí porque incluso aplicando el derecho al olvido, te supone gasto y tiempo para litigar y para hacer que los servidores digan que quitan la noticia. Pero es que la pueden volver a sacar al segundo desde cualquier página web y eso es un gravísimo problema. Hoy día, que se está viviendo una explosión de lo que denominan las “fakes news” y la posverdad, va a concluir con una reflexión muy profunda que ya se está haciendo, por cierto. No todo vale y no se es periodista por simplemente decir que lo eres, o porque tienes una pluma o un ordenador para escribir. Ser periodista, desde mi humilde punto de vista, es mucho más que eso, no es sólo el título en la pared, es indagar las fuentes y contrastar la noticia. No el agobio de decir, ‘tengo que sacarla porque sino me la pisan’…No, si te la pisan te la pisan, pero tú, cuando des en el blanco tiene que ser certero, ese es el buen periodismo para mí.

-Y, ¿sabe que todo esto se complica más cuando el periodismo se hace a pequeña escala y en la cercanía? El profesional puede encontrarse más solo y más presionado a la hora de defender la información rigurosa, ¿Qué le diría al periodista local que defiende ese periodismo independiente?

Pues le diría que sobreviva por favor, que sobreviva porque cuesta mucho trabajo mantenerse en esa línea. Los periodistas independientes y los periodistas que escriben a pie de obra lo tienen mal y por tanto merecen el apoyo y el reconocimiento. Yo creo que ese es el periodismo que no debe perderse, por mucho que vengan grandes intereses y empresas.

-Para terminar, usted sigue dirigiendo la defensa de Julian Assange, lo conoce bien y muchos nos preguntamos qué está pasando, ¿está el Sr. Assange tan perdido como nos quieren hacer creer o es otra maniobra más de determinados gobiernos para silenciar el derecho internacional a la información?

La convicción de Julian Assange y los valores que le guían en defensa del acceso a la información y de la libertad de expresión son muy firmes y eso le lleva a donde está. La persecución de la está siendo objeto, y ha tenido en los últimos meses han dado lugar al término del derecho de asilo que, desgraciadamente, la administración actual de Ecuador no ha estado a la misma altura de cuando se le otorgó el asilo. Ello nos ha llevado a tratar de que salga a la luz todo lo que ha habido en contra de él y todas las presiones que ha recibido, y demostrar que la acción de Estados Unidos es una persecución por la publicación de elementos sensibles que nos afectan a todos los ciudadanos del mundo como los crímenes de lesa humanidad, la corrupción masiva, etcétera, y que nunca han querido investigar, de modo que vamos a reivindicar eso y lo vamos a seguir haciendo hasta conseguir que no se le extradite. En eso estamos ahora mismo.

Puedes escuchar la conferencia íntegra que ofreció en Priego, en el siguiente enlace: https://www.ivoox.com/35724845

Baltasar Garzón acompañado de las autoridades locales a su llegada a la Casa Natal de Niceto Alcalá-Zamora y Torres, sede del Patronato Municipal que lleva su nombre.
Público asistente a la conferencia, en la Sala de Exposiciones del Patronato.
Garzón en el centro acompañado del Alcalde de Priego José Manuel Mármol, el Concejal de Memoria Democrática, David López y el Director del Patronato Francisco Durán, a la derecha de la foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *