Spiriman: «La justicia va muy lenta para los políticos. Para los ciudadanos va rapidísima»

Hay quien cada cierto tiempo asevera que un nuevo Mesias aparece en escena. Lo curioso es que aún defendiendo causas justas, minorías o destapando injusticias, la sociedad los sigue y el poder los persigue con la única intención de convertirlos en enemigos del sistema.

No sabemos hasta qué punto el doctor Candel, conocido popularmente como Spiriman, se siente cómodo con esa calificación que ya much@s le otorgan, pero lo que sí está claro es que no cae nada bien a ese sistema establecido que habla de la defensa en los derechos de los ciudadanos pero que, curiosamente, mantiene estructuras opacas que alimentan justamente lo contrario: situaciones privilegiadas de pocos, en perjuicio del estado de bienestar y de la mayoría que lo sustenta.

Difícil es que a estas alturas, alguien aún no conozca, o no haya oído hablar del médico Jesús Candel y su alter ego Spiriman. Toda su lucha y denuncias están cronológicamente colgadas en internet, redes sociales y su canal de YouTube. Para conocer más de cerca a Spiriman, como lo bautizaron los niños y niñas de la Fundación Spiribol que él creó hace ya algunos años, nos hemos trasladado a Granada, sede de esta Fundación y de la Asociación Justicia por la Sanidad, que también preside, y donde pasa las horas que su trabajo y familia le permiten.

-Usted se ha declarado públicamente como un ‘antisistema’ pero, ¿se siente cómodo cuando lo comparan además como un nuevo ‘Mesías’?

Bueno, me siento incómodo porque si hiciera milagros diría, ‘sí lo soy’, pero desgraciadamente no tengo el poder en las manos para cambiar las cosas. No me molesta para nada, y no me molesta porque si hablan de ti tanto bueno como malo es un éxito. La verdad es que cualquier cosa que me digan me la tomo muy bien.

-Por muy fuerte que sea una persona, debe estar siendo duro abanderar esta causa y poner su cara aunque tenga tanto apoyo. De hecho, ha vivido situaciones de acoso muy complicadas en un país como el nuestro que se define libre y democrático. Si no recuerdo mal, la fusión de los dos hospitales de Granada tuvo que ver en su decisión de destapar la corrupción sanitaria primero, y judicial después, ¿pensó detenidamente todo lo que le acarrearía aquella decisión?

No, no, para nada. Cuando actúas con el corazón y no con la cabeza no eres consciente de las decisiones que tomas, lo que pasa es que, será por el trabajo que desarrollo donde tomo decisiones rápidas, será también por la forma de vivir que tengo y los valores que me han dado desde pequeño, que cuando lucho contra algo o me vuelco en algún proyecto no pienso en las consecuencias. Si piensas en ellas no haces nada. Como mi abuela me enseñó que el miedo es de los cobardes y se me quedó grabado pues… ¿que ha habido consecuencias? sí, pero se pelean como he peleado y ya está. Durante dos años he sufrido una situación de acoso bestial por parte de altos directivos del SAS, todos dirigidos por Susana Díaz, y hoy día ellos están sentados en el banquillo por acoso y prevaricación en querellas penales declaradas además como complejas. A mí me han acusado siempre de injurias y de calumnias que es lo que hacen los políticos de este país, que a los que hablamos mal y les llamamos cabrones y sinvergüenzas u otras cosas peores que he dicho, -casi siempre refiriéndome a ellos como malas personas-, ese es el único delito que se me imputa. Y si me imputan esos delitos es que realmente este país tiene un problema. Siempre digo, “el problema no lo tengo yo, lo tenéis vosotros”. ¿Podré ser condenado por esas palabrotas? sí, pero insisto, este país tiene un problema. Intento hacer ver a la gente, con el ejemplo. Así que a los que me llaman ‘Mesías’ les digo que soy creyente y creo en Jesús. No soy católico porque no practico pero sí soy cristiano y aunque antes practicaba, ahora no creo en esa institución. Hay gente que para creer en las cosas y ver que es posible cambiarlas y que puede predominar el bien o el interés común y no la hipocresía, la maldad, o el apesebramiento pues, desgraciadamente tiene que ver. En mi hospital cuando ejerzo mi trabajo, le puedes decir a la gente que no fume pero hasta que no le da el infarto o hasta que no le da el cáncer de pulmón no es consciente de decir, ‘¡joder, para qué habré fumado!’. Así es desgraciadamente el ser humano. Creemos poco en nosotros mismos y en la capacidad que tenemos de conseguir juntos el interés de todos.

-Llama mucho la atención que, en un país como el nuestro que acepta sin problema en las pelis ‘para todos los públicos’, palabrotas y expresiones malsonantes, incomode que las utilice un médico, ¿por qué cree que molesta tanto su lenguaje y sus formas y qué le impulsa a seguir en esa línea a pesar de las denuncias y sus consiguientes visitas a los juzgados por ello?

Pues porque simplemente he dado en algo fundamental, ¿qué quiero decir con eso?, que un derecho fundamental como es la libertad de expresión, es decir, el poder llamarle yo, “hijo de puta” a algunas personas por ser malas personas, y que lo oyes tú todos los días en los campos de fútbol, al árbitro que ha tomado una decisión mal y que lo llaman “hijo de puta”, -¡tiene huevos la cosa!-, y en mi caso, habiendo expuesto cosas que están haciendo gestores sanitarios o políticos o incluso la misma Susana Díaz…-barbaridades que han atentado contra la salud pública-, he ejercido mi derecho a la libertad de expresión y ellos lo han amputado. He demostrado, -y por eso he hecho tanto daño-, que a la gente le he abierto los ojos, para decirles, ‘¿veis cómo la Constitución está hecha para que los partidos políticos actuales, para que los políticos que roban, que prevarican, que malversan fondos públicos sean impunes y se vayan de rositas y puedan hacer lo que quieran?…, ¡pues eso es lo que tanto ha molestado!. Por eso decidí utilizar los insultos, -si los queréis llamar insultos-, yo los llamo adjetivos calificativos. Lo que yo hacía era poner motes, a los gestores, al ‘Martin White’, a la Susana, a la otra…y atacaba siempre de forma irónica y con gracia porque tengo niños y no me gusta…Pero, que la gente recuerde que mis insultos empezaron cuando vi las amenazas y las pintadas en mi casa, la foto de mi hijo en una diana…Cuando actuaron así, y cuando yo recibí por la noche a la Guardia Civil, diciéndome “van a ir a por ti porque estás destapando la corrupción, sabemos lo que hay y lo que pasa”, yo ahí, decidí actuar así. Hace tiempo que ya no digo tantos tacos. Ahora estoy contando las cosas. Aquello fue un momento donde defendí mi integridad física, mi integridad moral y sobre todo, quise proteger a mi familia y a mis amigos, que estaban siendo acosados y amenazados. Porque lo que hace el sistema es que cuando ve que no puede contigo va a por todos los que te rodean. Han hecho, o han intentado hacer verdaderas barbaridades con compañeros de trabajo, con mi familia y bueno, así son los políticos actuales, ¿no?, defienden su partido y defienden sus intereses económicos porque ellos no están por defender los derechos de los ciudadanos.

-Y lo que está claro, Jesús, es que como estrategia tampoco hubiera servido si no hubieran sido y salido de forma natural, quien le conoce sabe que es impulsivo…

¡Claro! Efectivamente, yo he utilizado el sistema para decir, ¿tú me atacas? ¿qué quieres?, ¿me vas a amedrentar?, ¿me vas a ofrecer dinero para que me quite de en medio?…Y yo he dicho, “pues me cago en tu puta madre”…¿Yo voy a cambiar mi manera de ser y ser políticamente incorrecto, -como me llaman- y voy a entrar en vuestras reglas del juego?…Por eso creo que les duelen tanto mis adjetivos calificativos, que dicen que son insultos. Para nada, un insulto es decir algo de alguien que es mentira, pero lo que yo he dicho de ellos lo he demostrado y ahí está todo, en los tribunales. Lo que pasa es que la justicia va muy lenta contra los políticos. Contra los ciudadanos va rapidísima.

-Hablaba de esas campañas de acoso: persecución a su persona, intento de inhabilitación de su profesión…Expedientes abiertos como profesional, por parte del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, del Colegio de Médicos de Granada, del SAS… Eso desestabiliza a cualquiera, ¿cómo lleva el corporativismo y no ser apoyado por algun@s de sus compañeros de profesión?, ¿por qué ese rechazo tan rotundo por parte de estas entidades de su gremio?

Porque esos compañeros que no te apoyan y que tú dices, son las marionetas del sistema. ¡Si es que al final ellos quieren mantener este sistema!. Yo soy un antisistema de este sistema. No es que no crea, ¡que va!, creo en la Ley, creo en la democracia de verdad y creo en la representatividad real de los ciudadanos. Cuando ves en el hospital a los profesionales que decimos: ‘esto es lo que hay que hacer’, y se toman decisiones contrarias porque favorecen al partido político de turno que gobierna, es ahí donde yo he dado. Por eso ellos utilizan las herramientas que tiene este sistema para protegerse, porque además, como no hay independencia de poderes, pues todo se mezcla. ¿Y qué hacen?, pues el corporativismo, echarte encima a compañeros, -¡que me han echado simplemente, a cuatro o cinco compañeras, nada más!-…porque han dicho, ¿qué podemos hacer contra éste?, pues si yo he llamado “sinvergüenza” a una tía, vamos a llamarlo machista y le vamos a echar a las feministas encima. He denunciado que los médicos cobran por recetar medicamentos de mierda en subastas, una productividad y cobran al año entre seis y doce mil euros, he puesto la realidad de lo que ellos venden como política de ahorro y la gente lo está viviendo. Estoy simplemente contando la realidad de cómo el sistema calla y utiliza el miedo de la gente a enfrentarse al sistema. ¿Qué hice?, nunca me apoyé en mis compañeros. Saqué a la ciudad de Granada a la calle. Los profesionales tuvieron cinco años o más para parar la fusión y no fueron capaces, ¿por qué?, pues porque a los Jefes de Servicio, a los cargos intermedios y a muchos médicos les prometieron privilegios y comodidades en detrimento de lo que iba a pasar en Granada. El gran recorte y desastre que hubo lo sabían y no hicieron nada. Cuando vi lo que iban a hacer me desligué de la medicina. Fue cuando monté la Fundación con mis niños y me evadí porque decía, ‘¡qué asco me da esta profesión! ¡qué mediocres son algunos de mis compañeros! ¡qué asco, qué apesebramiento!’… Llegó un momento en el que lo viví en mis carnes, cuando se me murieron dos pacientes en el pasillo. Un 28 de agosto del 2016 decidí hacer el primer vídeo y conecté con la ciudadanía y dije, “ostias, nos están vendiendo que los ciudadanos nos nos apoyan y yo me vi superarropao”. Y hoy día, mira, todos los expedientes que me han abierto en el Colegio de Médicos, en el SAS, todo está suspendido judicialmente y encima, están acusando de prevaricación y acoso a todos aquellos que lo pusieron en marcha. Eso no lo cuentan. Porque al final, dentro de cada estamento, jurídico, educacional…etc, hay gente que quiere hacer bien su trabajo, lo que pasa es que el sistema los quita, como quita a muchos fiscales anticorrupción, que están ahí y son incómodos. Los quitan para que no sigan denunciando a los partidos. La lacra de toda la corrupción judicial es la que hay que reventar. Es lo que estoy haciendo, ¿que es difícil y te metes en un charco o barrizal?, ¡que va!, si ellos no son más que nadie, si algunos se creen que por ponerse una toga son alguien…¡Son iguales que yo y algunos son unos auténticos mierdas!.

-Pero tal vez la gente no es consciente del poder que tiene, no conoce sus derechos y por eso prefiere que…

…¡que lo haga otro!, Sí, a la gente le gusta que lo hagas tú. ¡A mí me llama mucha gente!…Hace poco vinieron unos de unas ambulancias por lo que están viviendo y vino además el Delegado de Comisiones Obreras. Era el más valiente de todos. Yo dije, el martes grabamos y la noche de antes el muy cobarde se rajó. Se rajaron porque tenían que salir en un vídeo con Spiriman contando todo… ¿Qué pasa?, que Spiriman no negocia los derechos. Cuando yo me siento en una mesa nunca negocio nada que nos pertenezca porque no tienes que negociar nada, son derechos. Pero ten en cuenta que ellos sí. Ellos tienen que vivir de su liberación sindical, de no hacer ni el puto huevo, porque la mayor parte no hacen absolutamente nada y el que me diga lo contrario es que es un mentiroso y un bellaco, porque son así y yo los veo…No hacen nada y cobran lo mismo que yo, y estoy cansado de ese apesebramiento.

-Tengo que preguntarle por su empresa. En 2008 creó una sociedad, LAUSADE S.L. para comercializar el “SPIRIBOL”, un artilugio inventado por su abuelo, y que convirtió en deporte. Sus detractores lo acusan de aprovecharse del mismo sistema que tanto critica…Ya lo ha explicado en sus vídeos pero, ¿por qué tanta duda ante todo lo que hace Spiriman/Jesús Candel?

Bueno, la duda es que como yo expongo todo y lo explico, ellos lo que no pueden aguantar es que no me puedan denunciar por cosas que hago mal. Yo no utilizo el sistema, no, ahí no. Yo no cojo y engaño a la gente como hacen algunos que crean sus fundaciones para blanquear dinero. No. Yo lo que hice fue crear una empresa, una sociedad para fabricar un material, porque así me lo dice la Ley, para, a través de la venta de ese chisme que estás viendo ahí y que se ha vendido por muchos colegios de España, poner en marcha un proyecto y autoalimentarme a través de su venta y con ello poder ayudar a chavales con dificultades sociales. Porque siempre lo he hecho y antes de poner en marcha esto, destinaba parte de mi nómina a montar actividades junto con unas monjas mercedarias de aquí. Todo lo pagaba yo, lo que pasa es que vi que podía llegar a más chavales, montar lo que hoy has visto aquí en este espacio que tenemos, y gracias a esa estructura, -que tienes que hacerla legalmente bien, porque hay que pagar impuestos y hacer las cosas como Hacienda te dice-, pues monté mi sociedad. El beneficio de esa sociedad me dio para crear una Fundación. Para crear una Fundación tienes que tener 30.000€, ¡cágate!. En ese momento me ayudaron, -muchos los conoceréis-, el antiguo Capitán del Barcelona, Carles Pujol, Iniesta, Fernando Hierro y Tricicle y bueno, los conocí como se conoce a la gente. Luego he conocido a más pero busqué a gente que podía darme dinero. Con los compañeros de trabajo hacíamos fiestas, actos deportivos con profesores de educación física, y uno te daba 20€, otro 100… Así se creó ese proyecto y, ¿qué pasa?, que a la gente le da mucha rabia de que tú además destines tu tiempo, no pidas subvenciones, no utilices el dinero público, -porque no se debe utilizar el dinero público para esas cosas-. El que quiera ayudar y montar una ONG, ¿por qué tiene que coger dinero de las arcas públicas?. Ese dinero está para todas las labores sociales que se deben hacer y no se deben prostituir desde las instituciones. Yo no he ido a ninguna institución a pedir dinero. De hecho han publicado incluso una subvención que yo jamás recibí y nunca pedí. Se inventan cosas y las ponen ahí en las redes sociales y yo digo, ¿cómo se puede ser tan falso, tan mentiroso, tan…? Pero esto es lo que me toca ver y oír. Si yo estoy luchando contra este sistema, ¿qué va a hacer el sistema?, pues vilipendiarte!

Dos de las estancias de la Fundación Spiribol con sede en Granada

-Lucha por destapar la corrupción sanitaria, explíquenos, ¿por qué se llega a retirar medicamentos de las subastas toda vez que ya han sido autorizados por la Agencia Española del Medicamento?

Pues porque todas las instituciones están formadas por personas y nos creemos que las personas que están ahí hacen su trabajo exquisitamente bien, y lo que no se dan cuenta es que todas esas instituciones están politizadas y controladas por políticos que lo único que hacen es pasar la vista gorda. Ya lo he publicado muchas veces. Hemos visto muchas decisiones que se han tomado en contra de lo que los funcionarios dicen, o los Jefes de Servicio, gente que a lo mejor se ha querido enfrentar…Lo que pasa es que cada vez que alguien dice que no a la decisión de un político, -como por ejemplo en las subastas-, pues todos los que a lo mejor fueron en contra, -que fueron muchos farmacéuticos de Andalucía-, en los Colegios de Farmacéuticos -donde nació todo con la Montero y el Toni Mingo, personaje muy conocido-, se repartieron sobres a todo el mundo para que hubiera votaciones a favor de las subastas, cuando lo que se estaba trayendo con las subastas eran medicamentos ‘low cost’, medicamentos que no pasaban los controles de calidad… porque, ¿qué hace la Agencia Española de Medicamento?, que se fía de los controles de calidad de los laboratorios.Ya lo hemos explicado en los vídeos…

-Pero se está jugando con nuestra salud, ¡eso es gravísimo!…

¡Pero si ya lo sé que juegan!, ¡la Consejería de Salud juega con tu salud!, ¡lo acabáis de ver hace poco con la Listeria! Han estado sin activar, ¡coño!, si los que activaron la alerta, ellos mismos en preventiva en el Virgen del Rocío…Si es que hubo doce días en los que retrasaron la alerta simplemente para echarse mierda entre el Ayuntamiento de Sevilla que lo gobierna el Psoe y la Junta que la gobierna el PP, Ciudadanos y VOX. Utilizan siempre problemas para que, teniendo soluciones de inmediato…Ellos no, ellos quieren que, cueste lo que cueste, utilizarlo para rédito político. Nosotros lo hemos denunciado y lo hemos explicado a la gente, y ahí están, metidos en la cárcel los dueños de la empresa cuando también tendrían que estar en la cárcel los responsables y altos cargos de la Consejería de Salud y del Ayuntamiento de Sevilla. Pero, ¿qué se va a hacer a los políticos?…NADA! ¿por qué?, pues porque la Ley la han configurado ellos. La Constitución no te bloquea ese derecho a la salud de una forma que diga, ‘no, la sanidad bloqueada, la educación bloqueada’, ‘aquí, gobierne quien gobierne no podéis echar mano a nada’ y no podéis decir mañana que vais a cambiar como a vosotros os parezca, la Ley de Educación o la de la Sanidad, diciendo que se van a decidir políticas de ahorro. Pero, ¿de qué políticas de ahorro me está usted hablando en sanidad? ¡Si en la sanidad hay que invertir cada vez más! ¿Cuántas apendicitis se operaban antes que no eran apendicitis?. Si ya tenemos ecografías, habrá que hacerle ecografías a todo el mundo, ¿entiendes?…

-E imagino que por eso es tan crítico con los políticos de todos los partidos porque toda esta información la tienen a su vez todos…

Malu, es que nosotros le pasamos toda la información a todos los partidos políticos y también todas las denuncias y ningún partido, ¡nadie!, -ni la misma Teresa Rodríguez, que parece la salvadora de Andalucía o el de VOX que ahora ha aparecido-. Si es que son lo mismo, no hacen nada. La gente no se lee los programas y si los lee, apoyan lo mismo. Dicen que van a llegar y tomar decisiones en Sanidad, ¿pero qué decisiones tienen que tomar? ¿qué van a cambiar si ya sabemos cómo tiene que funcionar? Lo que quieren es poner a su gente y mangonear y ahí está el error de todo eso. Esa fue la primera denuncia que hicimos en Justicia por la Sanidad, los nombramientos ilegales, el registro que tienen los partidos para nombrar en todos los puestos directivos de nuestras instituciones a la gente que quieren. Y ¿qué ha hecho la Audiencia?, archivarlo, pero, ¿sabes por qué? porque dice que lo hemos presentado mal, que lo teníamos que haber presentado como acusación popular, por lo que ahora tenemos que presentar nuevamente la querella. ¿Por qué hacen eso?, ¡pues para que prescriba!. ¡No me digas que eso no es de ser sinvergüenzas!.

-¿Y cuál es el grado de implicación de las farmacéuticas en esta situación?

De los Colegios de Farmacéuticos. La implicación de las farmacéuticas, no. Las farmacéuticas, al revés, mira, hay grandes empresas farmacéuticas que podrán hacer o no, yo no lo sé. He visto y leído libros al respecto y películas sobre lo que hace la industria farmacéutica a nivel mundial y cómo en países subdesarrollados puede hacer barbaridades, pues sí, qué te voy a decir, ¡la ostia! y me parece lamentable. Pero lo que han hecho aquí los colegios farmacéuticos es coger a las empresas peores que hay en el mundo y nos han traído la basura de la basura, donde se fabrica en pabellones que da pena verlos, donde se mezclan antibióticos con antiinflamatorios y los polvillos se mezclan también, donde mandan un medicamento como habéis visto con el omeprazol, niños tomando minoxidil…Es decir, ves ese descontrol de todos los que trabajan con ese medicamento de ‘low cost’ que van a ganar dinero. ¿La industria farmacéutica gana dinero? Mucho, muchísimo, pero es un negocio. Ellos son los que invierten en crear patentes, ¿es una barbaridad lo que hacen? Sí, por eso el Estado español tiene una cosa buenísima y es que todos los medicamentos que entran en España, a todos, se les pone el mismo precio y eso es buenísimo. El Ministerio bloquea y dice, “¿cuántos omeprazol hay?, ¿lo vendes aquí?, pues este es el precio de venta. Pero claro, han visto que hay negocio y van a cargárselo, ¿cómo?, especialista aquí, la Montero que fue Consejera de Salud y Consejera de Hacienda y dijo, ‘aquí se pilla dinerillo’ y el Martín White, ellos son los ‘ideadores’ junto con Toni Mingo, de decir ‘aquí podemos pillar dinero’. Eso es lo que han hecho, lo he explicado cuarenta mil veces. Y la gente lo que tiene que ver es los medicamentos que están tomando y la cantidad de problemas, de efectos secundarios, de los excipientes…-‘que si a mí éste me sienta mal’-, ¿cómo te va a sentar mal el mismo principio activo?, pues porque no está hecho igual.

-Entonces, ¿fueron un engaño los genéricos?

No. Los genéricos no son un engaño, los genéricos son empresas que cuando le pasan la patente los diez años de exclusividad a un gran laboratorio y ha creado por ejemplo el Omeprazol o el Ibuprofeno, lo pueden ya fabricar. Hay estupendas empresas aquí en España que hacen genéricos, y el genérico simplemente es el principio activo. Lo que pasa es que lo que han hecho ellos es utilizar lo de los genéricos para vender que si las grandes multinacionales…,pero si es que ellos son los que investigan, son los que invierten mucho dinero y los primeros además que han cortado el rollo a todos aquellos médicos que se llevaban dinero y se iban de Congresos. ¿Tú sabes los controles que tienen ya los grandes laboratorios con ese tema?. Ha habido abuso de poder por parte de médicos, y lo que hizo la Montero para evitar todo eso fue decir, ‘gestionamos nosotros ese dinero y nosotros les pedimos a los laboratorios que nos lo den por debajo’ y ¿cómo callamos a los médicos?, pues les pagamos la productividad: tú receta, pon el nombre, que ya me encargaré yo darle lo que yo considere, y yo te pago a ti al final del año en torno a los 6.000 o 12.000 euros, depende. Entonces el médico ¿qué hace?, pues dice: ‘sí wana’. El médico se vende. Yo no conozco colectivo más cutre que el de los médicos que por un boli… -”le has dado ese boli a mi compañero, ¿a mí no me vas a dar?…¡toma un boli y un chupa-chups y te callas, hombre, y ponte a ver pacientes!”-…

Es lamentable, ¡gente con esa carrera!. Yo he visto cosas, Malu, que se me cae la cara de vergüenza, y sobre todo en medicina de familia, en atención primaria. Yo salí escupido de los Centros de Salud, ¡qué barbaridad, cómo se puede caer tan bajo! Cuando siendo yo residente nos reunían y nos empezaban a decir objetivos y nos dijeron, ‘¡no podéis mandar tantas ecografías, no podéis mandar tantas radiografías, no podéis mandar a tanta gente al especialista…!’ Digo, ‘¿cómo?, ¿usted me está diciendo a mí lo que yo debo hacer con el paciente?’. Ya está. ¡Ahí se acaba todo! y por eso me fui a las Urgencias, porque allí no tengo control. ¡Joder!, ¡me va a decir a mí un político lo que yo tengo que hacer como médico!

-Imagino que conoce la actividad de las Mareas Blancas que al igual que usted, defienden la sanidad pública y denuncian la corrupción sanitaria. Inicialmente estaban con usted, pero hay incluso quien manifiesta que es “su protagonismo el que hace mella en esta lucha”, “que Spiriman ‘se ha comido’ al doctor Candel”, o que su ego lo ciega en la causa que defiende. Veo que ya no hay buena sintonía a estas alturas entre Justicia por la Sanidad y las Mareas Blancas….

Es que yo recibo esos calificativos de las Mareas Blancas porque he dicho la realidad de las Mareas Blancas cual es. Las Mareas Blancas son movimientos que han creado partidos, sobre todo de izquierdas, Psoe y Podemos. Es decir, son movimientos donde las personas que hablan, -que ellos también tienen sus líderes y portavoces- son todos personas con una afinidad a partidos políticos acojonante, y que vienen a decir una y otra vez: “la sanidad está mal porque gobiernan éstos, dejadnos que nosotros lo hagamos…”, ¿Para qué?, para estar vosotros y hacer lo mismo. Las Mareas no plantean bloquear la sanidad.

-Pero, si esos partidos no han estado, no sabemos si van a hacer lo mismo, y me refiero a los más nuevos…

Oye, ¡Psoe y Podemos han gobernado juntos!…Si es que vamos a ver, yo siempre digo una cosa, y es que si tú pactas con un corrupto…Yo en la vida entraría por la fila del Martín White y Susana Díaz. Si he demostrado que me han ofrecido estar con ellos, -todos los partidos-, porque tengo cabida para VOX, para PODEMOS, para CIUDADANOS, ¡todos!. Vamos, el último Juanma Moreno fue el que me ofreció ser su peso gordo en Sanidad. ‘¡Ostia!’, ¿tengo cabida para todos?, ¿por qué? porque todos son iguales. Cuando tú bloqueas, dices, aquí no se negocia nada…, pero las Mareas Blancas, sí. Las Mareas lo que hacen es negociar los intereses particulares de los médicos o de las enfermeras, se olvidan de los pacientes. En la medicina, la sanidad tiene que girar en torno al paciente, y son los profesionales los que han dejado prostituir eso. Entonces, ¿las Mareas Blancas? mira, he hablado con muchos y cuando me he dado cuenta de que han impuesto el, “no, no, es que la política de izquierdas…”, y yo digo, ya estamos!. ¿Qué hacen las Mareas Blancas?, simplemente ir contra el gobierno del PP. Cuando he visto lo que he visto, y lo que pedían las Mareas Blancas, digo, ‘aprovecháis el momento de la época de verano, cuando hay más sobrecarga, sacáis cuatro cosas, pero cuando llega la hora de la verdad, ¿qué?, ¿qué hacen?, echar el culo para atrás. Los han desinflado. Las Mareas Blancas están desinfladas, ¿dónde están?, ¿ya están callados?, esos que estaban ahí colocados, ¿donde están?. Yo sigo luchando en el día a día, y sigo, y he dicho que seguiré…

-¿Teme algún tipo de represalia más allá de los acosos?

No. ¡Si ya los están haciendo todos!. Yo ahora tengo otro proceso por injurias contra el Jefe de la Fiscalía…

-Pero me refiero a algo más serio. Hemos visto casos que nunca se esclarecen…¿no ha temido, ni pensado en esas cosas?

Algo más serio qué es, ¿que me peguen un tiro? Pues no, porque si te pones a pensar eso…!

-Desde Justicia por la Sanidad estáis decididos a cambiar el sistema, difícil reto marcado, ¿cree que lo conseguirán?

No, desde Justicia por la Sanidad no vamos a cambiar el sistema. Lo que pretendemos con Justicia por la Sanidad es que haya una asociación que esté continuamente denunciando todas las decisiones políticas, sanitarias y de gestión que se están haciendo por todos los partidos. Vamos a seguir poniendo en solfa todos los problemas que nos llevan a que al final tú lo vivas como usuario de la sanidad, como paciente, y tenemos tantísimo que nos da para muchísimos años. Para eso está la Asociación Justicia para la Sanidad, para que la gente pueda meter los dedos en la llaga y verlo. A la gente lo que le hace falta es, que lo vea, que lo sienta, y como por suerte o por desgracia todos vamos a pasar por la sanidad pública, y si no, lo que te vas a hacer es un seguro privado y lo vas a pasar peor porque te vas a dar cuenta de la mierda de sanidad privada que tenemos en España y cómo te tratan… -que es como realmente muchos quieren que los traten-…Yo veo continuamente, -ya lo he comentado y lo seguiré comentando en mis vídeos-, las barbaridades que se hacen en los hospitales privados, lo que pasa es que siempre el hospital privado tiene al hospital público para derivar al paciente que se le complica. Luego están los contratos que hacen a la gente que trabaja en las urgencias como especialistas, gente que incluso no tienen ni la carrera, ni la especialidad. Son incluso estudiantes que están aquí, de países de fuera. La sanidad privada en España es malísima lo que pasa es que hay grandes médicos, que luego tienen sus consultas. Gente buenísima que operan ellos mismos y pasan olímpicamente de las aseguradoras. Hay verdaderos cracks que además se dedican a la pública. Yo estoy totalmente con ellos y los apoyo a muerte, porque si una persona es muy buena operando la rodilla y lo llaman de Pamplona y quieren que opere, pues que opere. Pero ahí están, cumpliendo también en la pública y lo hacen, y hay muchos de esos, muchísimos, y son ante los que realmente yo digo que son tíos con vocación y que se desviven. Y si luego encima quieren ganar un poco más porque lo que cobran junto con el potencial que tienen, -que son los Messi de la sanidad-, y a los que maltrata el sistema de la sanidad, pues se buscan otra vía. Lo que pasa es que al final…¿sabes lo que está pasando? pues que muchos de ellos cuando se buscan esa vía, son más maltratados todavía por el sistema y acaban yéndose. Eso hará Justicia por la Sanidad, defender los intereses de los profesionales y de los ciudadanos. Y luego, he puesto en marcha una plataforma simplemente para explicarle a la gente que por mucho que denunciemos la corrupción, por mucho que hagamos, el sistema se va a mantener. Se quiere alimentar y ningún partido lo va a cambiar porque ellos han tomado unas reglas de juego que lo único que quieren es que, dependiendo de su ideología y de la incompetencia de los que viven de la política, -porque ten en cuenta que son los más mediocres, los más inútiles, los más vagos, los más ineptos-, pues todos estos si no tienen la partidocracia, no tienen donde comer. Esto va a ser un trabajo largo. Voy a hacer una recogida de firmas de una declaración que hemos hecho, que se publica estos días, para que la gente entienda por lo menos, que este país se arregla asumiendo cada uno nuestra responsabilidad y diciendo, “oye, las cosas que todos queremos que cambien, ¿las cambiamos de una puta vez o nos quedamos así mirando mientras uno denuncia la corrupción?”. Podéis quedaros mirando y os diré un mensaje a todos: a mí el sistema me cuida, me alimenta y me ayuda. Yo vivo de puta madre y lo que simplemente pretendo es que veo injusto que muchos no puedan tener las mismas oportunidades que he tenido yo por nacer donde he nacido. Pero, ¿qué pasa?, que desde mi posición privilegiada me veo, por los valores que me han dado, por lo que leí y me enseñaron unas monjas de quién era Jesús, y por la gente que he visto que ha luchado contra el sistema, me veo en la obligación de, por lo menos, intentar hacerle ver a la gente que muchísimos de sus problemas se acabarían si tomaran parte activa y empezaran a denunciar a aquellos que viven de sus derechos y de prostituirlos. Y aún diciéndote esto, Malu, mañana dirán que lo que yo quiero es crear un partido político, o que soy el submarino de la derecha, o que tal…Da igual, es sólo cuestión de tiempo y tener paciencia, siempre lo he dicho, el tiempo es mi aliado. Sigo aquí en pie y creo que en la historia de este país, el ritmo que llevo desde hace tres años y pico no lo ha tenido nadie en la puta vida. Lo único que le pido a la gente es que piense por qué. Lo repito, estoy en una posición privilegiada, el sistema me cuida y me alimenta y simplemente estoy arriesgando lo que otro en mis condiciones seguramente no haría. Estaría disfrutando de su vida, haciendo deporte, viajando y disfrutando de su familia.

-Por último, 20 de octubre de 2019, ¿qué veremos este domingo en Granada?

No sé lo que vamos a ver. El otro día decía en un vídeo que aunque salgan cien o mil personas no va a cambiar mi actitud ante la decisión que he tomado de intentar aportar mi granito de arena. Creo que ahora mismo esto no es una manifestación como la que hice la primera vez donde mucha gente salió por salvaguardar su interés personal, donde salió mucha gente que le habían quitado un hospital y lo único que quería era su hospital, o su jefatura de servicio. Han pasado muchas cosas después de esas manifestaciones y siempre seguí diciendo: “si aquí hemos levantado lo que hay debajo de esas decisiones y hay una corrupción de mil pares de cojones, pues el problema que tiene este país es muy grande y el apesebramiento es bestial”. Creo que tras esta manifestación vais a ver unas represalias contra mí bestiales, porque independientemente de la gente que salga o no, yo ya he mostrado cuál es mi camino y este camino no interesa a mucha gente de este país. También entiendo que como un tercio vota, otro tercio vota a una ideología u otra, y hay diez millones de españoles que pasan olímpicamente de la política…pues yo no voy, desgraciadamente, a poder cambiar la opinión de mucho apesebrao, por mucha razón que me den, -que me la dan-. Su sueldo y su comida depende de ello y tiene además que colocar a su niño también y eso no, no va a cambiar. Pero hay otra mucha gente que sí, así que espero que sea el principio de un movimiento. Quiero ser prudente en ese sentido y animo a la gente a que sea activa, que aquí nadie creía que iba a recuperar su hospital. Hay que ser perseverante y persistente y sacar las vergüenzas. Y se las voy a sacar a todos los partidos, al Abascal, al Pablito Iglesias, al de la moto…Tengo para todos, pero no me pidáis que lo haga todo en diez días, poquito a poco, porque ellos también se tienen que autodestruir. Este país va a autodestruirse y lo único que voy a intentar es que tal y como he aprendido de mucha gente mayor, no se genere tanto odio que nos lleve destinados a lo que pasa cuando hay este enfrentamiento social en cualquier país: que acaba en una guerra civil. ¿Hay gente interesada en que eso ocurra?, por supuesto, claro que sí, y voy a intentar que eso no pase. Tengo mucho alcance, más de lo que se imaginan y lo estoy demostrando día a día. Aunque diga tacos, mi lucha es totalmente pacífica y reto a los que piensen lo contrario a que debatan conmigo, pero no quieren hacerlo. Y a los prieguenses les digo que se animen y vengan el 20 de octubre a Granada y que me traigan turrolate porque después de la manifestación, meterte un turrolate… ¡eso es bocado de dioses!. ¡Me encanta Priego y su turrolate! (Fotos: Rafael Vilas)

 

Puedes escuchar y descargarte el audio completo aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *